La crisis del coronavirus

El Gobierno restringe vuelos procedentes de Brasil y Sudáfrica ante las nuevas variantes del virus

Del 3 al 17 de febrero, un periodo prorrogable, solo podrán llegar vuelos ocupados por ciudadanos españoles o andorranos residentes en ambos países o quienes hagan una escala inferior a 24 horas

Un pasajero en el aeropuerto de Barajas, el pasado diciembre.
Un pasajero en el aeropuerto de Barajas, el pasado diciembre.SUSANA VERA / Reuters

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes aumentar las restricciones de entrada a España por vía aérea desde Brasil y Sudáfrica debido a las variantes detectadas de coronavirus. La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha informado en rueda de prensa que la medida entra en vigor a las 9.00 de este miércoles y estará vigente hasta el 17 de febrero, aunque se podrá prolongar en función de la evolución de la pandemia.

Durante este periodo solo podrán llegar a España vuelos ocupados por ciudadanos españoles o andorranos o residentes en estos dos países, o por pasajeros en tránsito internacional hacia un país ajeno al espacio Schengen que vayan a hacer una escala inferior a 24 horas, sin abandonar la zona de tránsito del aeropuerto.

Montero ha explicado que las medidas se enmarcan en “la acción decidida del Gobierno de proteger la salud de los ciudadanos y contener la progresión de la enfermedad”, en sintonía con las recomendaciones de la Unión Europea.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, esta mañana en rueda de prensa. En vídeo, Montero anuncia restricciones a los vuelos desde Brasil y Sudáfrica.(EUROPA PRESS)

Este lunes, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ya había adelantado que el Gobierno estudiaba la adopción de medidas para evitar la llegada de las nuevas cepas detectadas en otros países. Según indicó, el objetivo es “evitar el contagio de aquellas cepas que viajan más rápido, que se transmiten más rápido y que hacen que esta pandemia crezca de manera exponencial”.

Cuando se descubrieron los primeros casos de la variante sudafricana en el Reino Unido, a finales de diciembre, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, dijo que era “muy preocupante, porque su transmisibilidad es aún mayor y ha mutado más rápidamente que la variedad recién descubierta en el Reino Unido”. “Tanto la variante del Reino Unido como la sudafricana muestran cambios genéticos en la espícula (la proteína que envuelve al virus, llamada así por su perfil de pinchos, que resulta clave para la adherencia a la célula humana) que sugieren que son más infecciosas. Pero las normas estándar para evitar el contagio (limpieza de manos, uso de mascarilla y distancia social) deberían bastar para frenar la transmisión”, explicó Lawrence Young, profesor de Oncología Molecular de la Escuela Médica de Warwick, a la web de información científica SMC.

La variante brasileña también preocupa a las autoridades sanitarias. A mediados de enero, Japón identificó una nueva cepa del virus en viajeros procedentes del Estado de Amazonas, donde la situación es cada vez más grave: con el avance de la covid-19, la ciudad de Manaos sufre una crisis de suministro de oxígeno a los hospitales. De momento, los científicos todavía no pueden señalar hasta qué punto la nueva variante del coronavirus que se ha detectado en Manaos es responsable del segundo colapso del sistema sanitario del Estado de Amazonas, aunque hay grandes posibilidades de que esta haya influido.

La medida no entusiasma a Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH). “Ya en abril la OMS dijo claro que había que cerrar las fronteras, pero en verano las abrimos para facilitar el turismo. Con la variante del Reino Unido ya llegamos tarde”, afirma el especialista, quien defiende que un cierre estricto de 10 días antes de las Navidades era la mejor medida. “Si de verdad se creen que esto va a funcionar, es reconocer un fracaso con lo que no se hizo antes”, añade Ortí, quien apunta que esta medida puede ser más cosmética que efectiva. Tampoco Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), defiende esta medida que se ha tomado, según él, “con medias tintas”. “Con Sudáfrica tenemos menos relación, pero con Brasil hay mucha más. Si se quisiera hacer bien habría que cerrar todo el tráfico, de personas y de mercancías”, afirma. Y defiende que es mucho más importante hacer un buen estudio de seroprevalencia para ver el alcance real de las nuevas variantes, y centralizar la información europea.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50