La crisis del coronavirus

La nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido ya ha llegado a 14 países europeos

El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades considera “alto” el riesgo de un aumento de la presión sobre los sistemas sanitarios del continente “durante las próximas semanas”

Ambulancias en servicio esperan frente al Royal London Hospital de Londres.
Ambulancias en servicio esperan frente al Royal London Hospital de Londres.Yui Mok / AP

La nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido, que según las primeras investigaciones no es más grave pero sí más contagiosa que la dominante hasta ahora en Europa, ya ha llegado a 14 países del continente y otros 10 del resto del mundo. Así lo recoge un informe de riesgo publicado este martes por el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), que alerta de que “el peligro de un aumento de la presión asistencial sobre los sistemas sanitarios durante las próximas semanas es alto” en los países europeos.

El Reino Unido ya ha notado el impacto de la nueva cepa sobre sus hospitales. “Los datos demuestran que los índices de contagio en las zonas geográficas donde ha comenzado a circular esta particular cepa han aumentado mucho más rápido de lo previsto”, informaron el pasado lunes los responsables sanitarios del país.

Según el ECDC, los países europeos que en el momento del cierre del informe habían detectado casos de la nueva variante son Dinamarca (46); Portugal (21); Italia (14); Islandia (13); Países Bajos (11); España (9, aunque este miércoles se han confirmado nuevos casos que elevan la cifra de contagiados a al menos 14); Irlanda (7); Bélgica (4); Finlandia, Noruega, Suiza y Alemania (2 casos cada uno); y Francia y Suecia (uno por país).

Fuera del continente, el país con más diagnósticos es Japón (ocho) seguido de India (seis), Israel (cinco), Australia y Canadá (cuatro), Corea del Sur (tres), Hong Kong y Jordania (dos) y Singapur y Líbano (uno).

Prácticamente todos los casos han sido confirmados en personas con antecedentes de viaje o contacto estrecho con viajeros procedentes del Reino Unido, salvo los cuatro casos detectados en Bélgica en los que la fuente del contagio es “desconocida”. En todo caso, los autores esperan que estas cifras aumenten en los próximos días y temen que estos datos puedan ser solo la punta del iceberg.

Según el ECDC, los “resultados preliminares muestran una posible asociación entre la nueva variante y una mayor carga viral” en los pacientes, que llegaría a ser hasta cuatro veces más elevada. “Es esperable que una mayor carga viral”, sigue el informe, “esté asociada a una mayor diseminación del virus y una mayor transmisibilidad”.

Extremar la vigilancia

Para los responsables del organismo, la información disponible debe llevar a los países europeos a extremar la vigilancia durante las próximas semanas. El ECDC considera “elevado” el riesgo de que la nueva variante se propague por los países del continente. También es “alto” el peligro de que aumente el número de “hospitalizaciones y fallecimientos” debido a su mayor contagiosidad, aunque los cuadros clínicos causados por la nueva cepa sean similares a los actuales.

La coincidencia de las fiestas navideñas, en las que aumentan las interacciones sociales, con las primeras fases de propagación de la nueva variante preocupa especialmente a los responsables del ECDC, que recomiendan mantener las precauciones.

Entre las medidas para ralentizar la propagación de la nueva cepa por Europa, el organismo propone a los países “la secuenciación genética de casos focalizados y representativos para detectar precozmente y monitorizar la incidencia de la variante”. También, “incrementar el seguimiento y la realización de pruebas a personas procedentes o con vínculos con las zonas con una mayor incidencia” de la nueva cepa, en este caso el Reino Unido. “Reforzar el rastreo de contactos y el aislamiento de los casos sospechosos y confirmados”, “alertar a las personas procedentes de las zonas con mayor incidencia de la necesidad de someterse a pruebas y cumplir con las cuarentenas” y “evitar los viajes no esenciales” a las zonas de riesgo son las otras recomendaciones del ECDC.

No hay ninguna evidencia de que las vacunas que han empezado a aplicarse en todo el mundo sean menos efectivas frente a la nueva cepa. Por ello, el organismo sostiene que “aunque en el corto y medio plazo las vacunaciones probablemente van a contribuir a hacer frente al virus, es esencial aplicar estas medidas de inmediato y hasta que las dosis disponibles” empiecen a reducir la incidencia de la enfermedad en el continente.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50