Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a dos años y un día un hombre que difundió en Twitter fotos de la víctima de La Manada

Un juzgado de Pamplona sentencia que la publicación en la red social tuvo la intención evidente de vulnerar el derecho a la intimidad de la joven

Fotos victima de La Manada
Concentración en protesta por la sentencia a los miembros de La Manada, en Sevilla en 2018.

Un juez de Pamplona ha condenado a un hombre, que responde a las iniciales A.Q.S, a dos años y un día de prisión, además de a una multa de 4.600 euros y una indemnización de 6.000 euros, por publicar en su perfil de la red social Twitter una fotografía, perteneciente al sumario del caso La Manada, en la que se veía parte del rostro de la víctima mientras era agredida sexualmente por uno de los cinco condenados. El tuit, publicado el 6 de diciembre de 2017, iba acompañado del texto "La chica supuestamente violada por #LaManada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que solo era una golfa borracha". 

La sentencia, dictada por el titular del Juzgado de lo Penal número 4, y adelantada por El Periódico, considera al condenado, un hombre residente en Valladolid, culpable de un delito de revelación de secretos en concurso con un delito contra la integridad moral de la joven violada en los sanfermines de 2016 en un portal de Pamplona por cinco hombres. El fallo es recurrible.

El juez Emilio Labella considera que el propio texto del tuit "descarta cualquier otro móvil que no sea precisamente el de vulnerar el derecho a la intimidad de la denunciante". El tuit, destaca el magistrado, fue compartido 16 veces y generó 64 comentarios, y se hizo desde una cuenta abierta que cualquiera podía ver. La sentencia señala que utilizó la etiqueta #LaManada “con la finalidad de favorecer la difusión del mensaje”.

La chica rehusó visualizar esas imágenes durante su declaración en el juicio, y según la sentencia, "se ha visto ridiculizada y avergonzada" y ha temido "ser identificada como la víctima de La Manada". De hecho, familiares y conocidos que no sabían que era ella se enteraron por esta publicación.

Por ello, señala la sentencia, la chica abandonó sus estudios tras la publicación del tuit ya que “tras la foto todos la reconocieron” e incluso le recomendaron “que se fuera de España”, algo que hizo durante un tiempo. El fallo apunta a que sigue recibiendo tratamiento médico debido al daño que le supuso esta publicación, que no denunció en su momento “porque no tenía fuerza para emprender acciones legales”. La chica presentó la denuncia en abril del año pasado, y el juez considera que su testimonio “describe una situación personal completamente alterada tras la publicación de la fotografía”.

La sentencia añade que se desconoce el modo en el que el condenado logró la fotografía de un sumario declarado secreto por su especial sensibilidad. En el juicio aseguró que se la pasaron “en un grupo de WhatsApp” y “desconocía el auto con la prohibición de difundir las imágenes. El primer juicio que condenó a los cinco miembros de La Manada se celebró en noviembre de 2017 en la Audiencia Provincial de Navarra a puerta cerrada, precisamente para proteger la intimidad de la víctima, que en el momento del suceso tenía 18 años.

Las imágenes y vídeos que dos de los condenados realizaron en el portal donde se llevó a cabo la agresión no salieron durante la fase de instrucción del despacho del juzgado, a donde tenían que acudir las partes personadas si querían analizarlas.

Otro juzgado de Barcelona investiga el caso de otro hombre de 40 años, identificado como Eric y residente en la ciudad catalana, que difundió la fotografía y los datos personales de la víctima. Se trata de un seguidor de la Legión que usó la red wifi de una vecina para conectarse y humillar a la joven.

En diciembre pasado, la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona condenó a un año y medio de prisión al autor de la web del Tour de La Manada, que publicitaba el recorrido por las calles de la capital navarra que hicieron los condenados por la violación grupal, como autor de un delito contra la integridad moral. Le obligaba además a indemnizar a la víctima con 15.000 euros por el daño moral causado.

Los miembros de La Manada fueron condenados por el Tribunal Supremo a 15 años de prisión. La sentencia, dictada en julio de 2019, elevó la pena de nueve años impuesta por la Audiencia de Navarra al entender que José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero actuaron “con pleno conocimiento” de que su comportamiento atentaba contra la libertad sexual de la mujer. La víctima no dio su consentimiento para mantener relaciones y, según los cinco magistrados que firman la resolución, no hizo falta “una actitud heroica” por su parte para que los acusados tuvieran conocimiento de su negativa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información