La crisis del coronavirus

Sanidad notifica 267 muertos, la mayor cifra de fallecidos en un día de la segunda ola

Seis comunidades tienen ya más del 35% de las camas UCI ocupadas por pacientes con covid

Una calle casi vacía de Pamplona el sábado 24 de octubre.
Una calle casi vacía de Pamplona el sábado 24 de octubre.Alvaro Barrientos / AP

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Las comunidades han notificado este martes al Ministerio de Sanidad 18.418 nuevos diagnósticos de covid y 267 fallecidos, que es la mayor cifra de defunciones de la segunda ola. En total, este registro, que solo recoge los casos que vienen certificados con una PCR o una prueba serológica, suma ya 35.298 muertes, aunque se sabe que probablemente sean unos 30.000 más. La cifra de 267 defunciones no se superaba desde primeros de mayo, cuando la primera ola estaba ya en retroceso. Si se busca el dato en la rama ascendente de la curva de entonces, esa cifra remite al principio de la escalada, el 20 de marzo. A primeros de abril se alcanzó el máximo de esta estadística, con cerca de 1.000 muertes diarias registradas.

In English

La diferencia entre lo que ocurre ahora y lo que pasó entonces es que a primeros de marzo los fallecidos crecían de manera exponencial. Entre el 13 y el 20 de marzo, se pasó de 36 a 235 fallecidos, un aumento del 552%. En esta nueva ola, en el mismo periodo de tiempo las defunciones han pasado de 218 a 267, un 22% más. Estos números son otro indicador junto a los de la edad de los afectados y otros que muestran la diferencia, de momento, entre ambas oleadas. El Instituto de Salud Carlos III, por ejemplo, señala que en lo que va de este segundo episodio (sus datos son del 10 de mayo al 21 de octubre), solo un 0,8% de los casos ha fallecido. En el informe hasta el 11 de mayo, la letalidad estaba en el 7,9%.

Para José Martínez Olmos, ex secretario general de Sanidad (2005-2011), el nuevo récord es alarmante por el drama humano en sí, pero, sobre todo, porque se acompaña por el incremento de ocupación de camas de hospitalización general y las de UCI. “Hay riesgo de colapso en algunos hospitales”, afirma.

En la misma línea, Ildefonso Hernández, de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) afirma que “estamos camino de un exceso de 60.000” fallecidos este año de acuerdo con la contabilidad del MoMo, del Instituto de Salud Carlos III, que recoge el exceso de mortalidad respecto a lo esperado si no hubiera circunstancias extraordinarias, “aunque no todas sean covid-19”. “Que el sistema de monitorización esté detectando excesos importantes [en el número de fallecidos] en las últimas semanas (15,5% desde 1 de septiembre a 19 de octubre) preocupa. Además de la covid-19, es probable que el deterioro del sistema de salud esté llevando a incrementos de mortalidad debido a otros problemas. En conjunto va mal, vamos a tener que volver a comenzar y a ver si a la tercera de una vez se refuerza el sistema de salud pública con intensidad y la atención primaria”, afirma Hernández.

Pedro Gullón, de la Sociedad Española de Epidemiología, resume así la importancia de este récord: “Los datos de estos días son malos, sin matices. Casi toda España está en crecimiento, y, aunque el impacto siga sin ser exactamente igual al de marzo, se empieza a parecer, y esperemos que no sea igual”.

Tomás Cobo, vicepresidente de la Organización Médica Colegial, afirma que la preocupación ante estos datos es máxima, aunque señala que la saturación de las UCI será el indicador más preocupante.

En total, el informe diario da ya un total de 1.116.738 positivos. La subida es general. Si se toma la incidencia acumulada durante 14 días por 100.000 habitantes, este parámetro empeora en todos los territorios del documento respecto al lunes, con la excepción de Canarias, donde pasa de 77,41 a 76,07. Con esta evolución, la tasa media de España sigue subiendo, y ya está en 436,47. Un día antes era de 410,18. En 11 de los 19 territorios del informe (las comunidades y las dos ciudades autónomas) este indicador está ya por encima de 400. En Navarra y Melilla pasa de 1.000, y sigue en aumento pese a las restricciones dedicadas.

Ya una cuarta parte de las camas de las unidades de intensivos está ocupada por pacientes con coronavirus. Este indicador sigue creciendo. El lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, dijo que a mediados de noviembre la situación en estas unidades podría ser insostenible si continúa la tendencia al alza. Con el continuo incremento del número de casos, los números de las UCI deben empeorar en un plazo de 15 a 21 días, ya que es el tiempo medio que tarda un afectado que evoluciona mal en requerir ese tipo de servicios.

En seis comunidades (Aragón, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra y La Rioja) la proporción de camas UCI dedicadas a la covid supera el 35%. También lo hace en Ceuta y Melilla.

La positividad (porcentaje de pruebas PCR o de antígenos que detectan un caso) también sube día a día. Ya está en el 13,26%. Para interpretar este indicador hay que tener en cuenta que si salen muchos negativos querrá decir que la mayoría de los positivos están controlados. La Organización Mundial de la Salud calcula que una tasa de más del 95% de negativos (menos del 5% de positivos) indicaría un buen control. España se aleja cada vez más de esa situación.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50