La crisis del coronavirus

Europa endurece las restricciones frente al virus

Los casos crecen en la mayoría de capitales, aunque no tanto como lo hacen en Madrid

Clientes de una cafetería de Nueva York, protegidos por una burbuja de plástico.
Clientes de una cafetería de Nueva York, protegidos por una burbuja de plástico.JEENAH MOON / Reuters

Madrid es la gran capital europea que con mayor dureza está sufriendo la segunda ola de la pandemia, con 700 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Mientras, la situación en el resto del mundo es dispar, tanto por la incidencia de la enfermedad como por las restricciones.

Múnich. La baja incidencia del virus en Alemania ha hecho que solo algunas ciudades hayan empezado a superar el umbral de “alerta” de 35 casos por 100.000 habitantes en siete días. Múnich, con 38, es la gran ciudad más afectada, lo que ha llevado al presidente de Baviera, Markus Söder, a resumir en seis palabras la estrategia a seguir: “Más mascarillas, menos alcohol, menos gente”. Las multas por no utilizarlas ascienden a 250 euros y está previsto prohibir el consumo de alcohol en lugares públicos y reducir los asistentes a eventos privados a un máximo de 25 personas (50 en espacios exteriores). La prohibición de los grandes eventos se extenderá al 31 de diciembre.

Bruselas. A partir del 1 de octubre, el uso de la mascarilla en la calle dejará de ser obligatorio, salvo que sea imposible mantener la distancia de seguridad. Las autoridades también han recortado la cuarentena a siete días. Pero los 19 alcaldes del área de Bruselas se reunieron el sábado para abordar el brusco incremento de casos de los últimos días, que ha disparado la incidencia a 14 días hasta los 168,3 casos por cada 100.000 habitantes. El cierre de bares y restaurantes se adelanta dos horas, hasta las 23.00, y Bruselas, además, vetó las reuniones en la vía pública de más de 10 personas de 23.00 a 6.00.

Londres. La capital británica registra ya una incidencia de 25 casos por cada 100.000 habitantes, lo que ha llevado a las autoridades a incluir la ciudad entre las zonas de especial vigilancia. Restaurantes y pubs deben cerrar sus puertas a las 22.00. Es obligatoria la mascarilla en transportes públicos, interior de comercios y los locales de hostelería mientras no se coma o beba. El servicio en barra no está permitido. Las reuniones de más de seis personas, tanto en interiores como exteriores, son penalizadas con multas de hasta 220 euros.

París. Desde este domingo y al menos durante 15 días, el aforo de grandes eventos se reduce de 5.000 a 1.000 personas. Tampoco podrán reunirse más de 10 personas en espacios públicos y se han cancelado las fiestas vecinales y estudiantiles. Los parisinos, que hace semanas que deben llevar obligatoriamente mascarilla en la calle, tampoco podrán acudir a los gimnasios. Otros espacios considerados como focos de contagio, como bares y restaurantes, también se verán muy restringidos. A partir de este lunes deberán cerrar a las 22.00 y no podrán abrir salas de fiesta y locales asociativos. Los museos, cines y teatros no se verán afectados.

Lisboa. El Gobierno ha decidido extender al resto del país el estado de contingencia que regía en la región de Lisboa. La asistencia máxima a reuniones ha sido reducida a 10 personas y la venta de alcohol ha sido prohibida a partir de las ocho de la tarde. Las empresas de las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto con más de 50 trabajadores deberán escalonar los horarios de entrada y salida para evitar aglomeraciones. Las personas con hijos pequeños tienen preferencia para mantener su antiguo horario y las horas nocturnas se pagarán más en los trabajos. La incidencia ha crecido hasta los 100 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

Estocolmo. Suecia ha pasado de querer suavizar las ya laxas restricciones a avisar de que las va a endurecer si la incidencia sigue aumentando. Ahora los clientes de los bares y restaurantes solo son atendidos en mesas, no en barras; la distancia de seguridad debe ser de al menos “un brazo” o “un metro”. La mascarilla no es obligatoria ni en la calle ni en el transporte público. Tampoco hay límite de asistentes en eventos privados como bodas, aunque las reuniones en espacios públicos no pueden exceder de 50 personas. La incidencia en Suecia sigue siendo baja: 40 casos por 100.000 habitantes a 14 días, aunque es más elevada en la capital, Estocolmo.

Roma. Italia sigue conteniendo la segunda ola, con una incidencia de 30 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Roma mantiene unos datos estables en las últimas semanas y la incidencia en ciudades como Milán ha caído ligeramente. No se prevén nuevas restricciones. La mascarilla sigue sin ser obligatoria en la calle, pero sí lo es en lugares públicos a partir de las 18.00 donde no puede mantenerse la distancia de un metro y en el interior de locales.

Buenos Aires. La ciudad lleva más de seis meses en cuarentena. Ahora vive una modesta desescalada, con pequeños comercios abiertos con restricciones y terrazas en las que se puede tomar un café. Pero colegios y universidades siguen cerrados, igual que cines, teatros y gimnasios. La mascarilla es obligatoria, salvo en el hogar. No se puede acceder al interior de bares y restaurantes. Hace falta un permiso para circular por la ciudad en coche. En la capital argentina se registran unos 25 muertos diarios por covid.

Nueva York. Tras una primavera de pesadilla, Nueva York ha logrado contener el virus. Y lo ha conseguido por más tiempo del que preveían los expertos. Los expertos coinciden en citar como claves del éxito el contundente cierre inicial de la actividad, la responsabilidad de los ciudadanos y un proceso de reapertura muy cauto, transparente y guiado por los datos proporcionados por una ofensiva de pruebas diagnósticas. Ahora la ciudad reabre tímidamente. Y el horizonte de una segunda ola preocupa. El sábado, el Estado de Nueva York reportó por primera vez desde junio más de mil positivos. De ellos, 430 fueron en la ciudad de Nueva York (8,3 millones de habitantes). La tasa de positivos respecto al total de pruebas realizadas es de apenas un 1%. Pero inquieta la vuelta a la normalidad y la llegada del frío. Los planes iniciales de reabrir los colegios han ido retrasándose, pero la semana pasada 90.000 niños de preescolar y con necesidades especiales volvieron a las aulas. Los restaurantes y bares, que ahora solo pueden ofrecer sus servicios en las terrazas, podrán empezar a hacerlo en el interior este miércoles, con el aforo limitado al 25%.

Con información de Enrique Müller, Lluís Pellicer, Rafa de Miguel, Silvia Ayuso, Felipe Sánchez, Belén Domínguez, Daniel Verdú, Enric González y Pablo Guimón.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50