La crisis del coronavirus

Illa alerta de que la inacción de Madrid pone en riesgo la salud de sus habitantes y las comunidades limítrofes

“Hay que escuchar a la ciencia y dejar la política en segundo plano”, ha afirmado el ministro de Sanidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, este sábado durante la rueda de prensa en Barcelona. En vídeo, la comparecencia del ministro este sábado.EFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha apremiado esta mañana al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a adoptar nuevas medidas para frenar la propagación del coronavirus en la Comunidad de Madrid. “Hay un riesgo serio para sus habitantes y para los ciudadanos de las comunidades limítrofes”, ha alertado.

Sin perder el tono suave en las formas, pero muy duro en el fondo, el ministro de Sanidad ha recalcado que “hay que tomar el control de la pandemia”. “En otras comunidades autónomas se ha hecho, y no quiero entrar en más valoraciones. Quiero repetir el emplazamiento a que se revisen las medidas, hay que escuchar a la ciencia y dejar la política en un segundo plano. Hay que anteponer la salud de los ciudadanos y es el llamamiento que hacemos desde la máxima lealtad, la misma que hemos tenido con otras comunidades”, ha seguido el ministro.

“Esto no es una batalla ideológica, es una batalla epidemiológica contra el virus. Quien nos debe marcar el camino es la ciencia, los expertos, los epidemiólogos. Es a ellos a los que hay que escuchar y seguir sus medidas”, ha insistido Illa.

El Gobierno central intensifica así la presión sobre el de la Comunidad de Madrid después de que este viernes saltaran por los aires los intentos para reconducir las relaciones entre ambas Administraciones. La tregua surgida de la reunión celebrada el lunes entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Díaz Ayuso, apenas ha durado cinco días.

Este viernes, Illa compareció casi a la vez que el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad, Antonio Zapatero, cuando anunciaba que las restricciones ya impuestas en 37 nuevas zonas de salud se extendían a otras ocho. Algo insuficiente para el Ministerio de Sanidad, que quiso evidenciarlo con una contraprogramación de comparecencias en la que dejó claro que el deseo del Gobierno central es que las restricciones se amplíen a toda la capital y a las zonas con una incidencia a 14 días superior a los 500 casos por 100.000 habitantes. El Gobierno de Ayuso está tomando en cambio como referencia los 1.000 casos por 100.000 habitantes para aplicar las medidas.

Esta mañana, tras reiterar sus peticiones, Illa ha justificado la necesidad de cambios ante la evidencia de que “la situación en Madrid es complicada, de riesgo serio”. “Vienen semanas duras. Y lo que hay que hacer es concentrar todas las energías de todos en la protección de la salud", ha recalcado.

Preguntado sobre si el Gobierno central pensaba tomar el control de la Comunidad de Madrid y las razones que habían llevado a la ruptura de la confianza entre ambas Administraciones, Illa ha asegurado que “no se ha roto”. “El Gobierno de España ha actuado de la misma forma con todas las comunidades, lealtad. Hay que ver los datos de la Comunidad y cuando digo que está en riesgo la salud de sus ciudadanos no lo digo a efectos retóricos. Hay un montón de datos que lo dicen. La incidencia acumulada a 14 días, la presión hospitalaria, la letalidad, el crecimiento de casos…”

“Yo he hecho un emplazamiento que espero que sea atendido. Nuestra preocupación es la salud de los ciudadanos y ahí concentraremos todas nuestras energías”, ha concluido.

La situación en la Comunidad de Madrid es de tal gravedad que, de aplicarse los criterios propuestos por el ministerio, las restricciones deberían aplicarse a 200 de las 286 zonas básicas de salud. Son las que superan la incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes en los 14 días anteriores.

De momento, en 45 zonas las entradas y salidas quedan restringidas salvo para acudir a trabajar, a centros sanitarios o educativos, a entidades financieras, por citaciones judiciales o notariales, renovación de documentos o exámenes. También para el retorno al hogar, el cuidado de mayores y personas dependientes o razones de causa mayor. Además, está prohibido el acceso a parques y jardines. Los comercios deben echar la persiana a las diez de la noche. Y en la hostelería los aforos, tanto en el exterior como en el interior, quedan restringidos al 50%, estando prohibido el consumo en barra.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50