UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Francisco Llera supera el boicot de su departamento y seguirá en la UPV como emérito

La Universidad del País Vasco ha confirmado al impulsor del Euskobarometro, que está jubilado desde el día uno de septiembre y accede a la condición de emérito

Imagen de archivo de Francisco Llera, director del equipo del Euskobarómetro, en la presentación del estudio en Bilbao.
Imagen de archivo de Francisco Llera, director del equipo del Euskobarómetro, en la presentación del estudio en Bilbao.Txetxu Berruezo

El catedrático Francisco Llera seguirá en la Universidad del País Vasco. El impulsor del Euskobarómetro ha logrado superar la negativa de sus colegas de Ciencia Política para continuar como profesor emérito -recibió dos votos en contra, uno a favor y 12 en blanco en abril- y gracias al compromiso del departamento de Historia Contemporánea que avaló su continuidad, la UPV ha confirmado que seguirá dando clases. Llera, que calificó de “venganza” el silencio mayoritario de sus compañeros de departamento, podrá seguir en contacto con los alumnos. Crítico con el nacionalismo radical y conocido por su voz contra ETA cuando elevarla resultaba muy peligroso, ha confirmado que la dirección de la UPV ya le ha comunicado que además de jubilado desde el primero de septiembre, es profesor emérito, aunque desconoce los términos de su nuevo contrato.

La historia tuvo que salir en auxilio del catedrático de Ciencia Política Francisco Llera en abril pasado. Los integrantes de ese departamento cerraron el paso a su deseo de alargar cinco años más una trayectoria docente que comenzó en 1973. El veredicto de sus colegas de Ciencia Política fue impugnado por el creador del Euskobarómetro (el CIS vasco) y amenazado en su día por ETA. El departamento de Historia Contemporánea tuvo que salir al rescate: acordó el pasado 4 de mayo, en una reunión telemática, proponer a Llera como catedrático emérito.

La propuesta partió de su director, Mikel Urquijo, y fue aprobada por unanimidad, según fuentes conocedoras del proceso. El área de Historia Contemporánea, dirigida entre 1990 y 1999 por Manuel González Portilla y que tiene en sus filas al exrector Manuel Montero o a José Luis de la Granja, debe elevar ahora su propuesta a la Comisión de Profesorado Universitario, encargado de evaluar su pertinencia, y posteriormente se votará en el Consejo de Gobierno. El último trámite era que la rectora de la UPV, Nekane Balluerca, lo firmara.

El caso es que Llera, un hombre con un currículum plagado de títulos, cargos, honores y condecoraciones, entre otras la Encomienda de Número de la Orden de Mérito Civil (2015) y la Insignia de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo (2018), recibió el rechazo a su solicitud de obtener la categoría de emérito por un solo voto. Lo impidieron sus propios compañeros de departamento, el mismo que Llera fundó en 1991. Este sufrió la persecución de ETA en primera persona y salvó de milagro su vida en un atentado frustrado con un paquete bomba que no llegó a explotar en diciembre de 2000.

El no a Llera generó mucha sorpresa en el ámbito académico. Más de 200 profesores de universidades de España, Reino Unido, Francia, Canadá, EE UU y Chile hicieron llegar a la UPV una carta pidiendo una rectificación. No entendían que se vete, por diferencias políticas o personales, a una persona que, más allá de sus méritos académicos, defendió la libertad a costa de poner en peligro su vida.


Más información