La crisis del coronavirus

Desalojan un chiringuito en Málaga en el que se celebraba una fiesta privada con unas 300 personas

La Policía Local malagueña, que ha denunciado a los responsables del local, asegura que el número de asistentes cuadruplicaba el aforo permitido

Policía Local de Málaga

“Bienvenido a un paseo gastronómico por nuestros sabores y productos”. Así rezaba el cartel que recibía a quienes se acercaron en la noche del jueves a un chiringuito ubicado en la playa de La Araña, al este de Málaga. El precio era de 10 euros por persona. “Come todo lo que quieras”, subrayaba el letrero. A su lado, otro con las medidas de prevención ante el coronavirus. Pocas se cumplieron. La principal, el aforo. El evento reunió a unas 300 personas, cuatro veces el máximo de asistentes permitido en fase 3, que es de 72 personas para ese local, según cálculos de la Policía Local. Sus agentes desalojaron el establecimiento pasadas las de la 11.00 noche del jueves e interpusieron una denuncia contra sus responsables. “Se nos ha ido de las manos”, confesó uno de ellos, de 32 años, a los agentes.

Tal y como explicaron los propietarios del chiringuito, se trataba de una fiesta privada con degustación gastronómica a la que acudieron más personas de las que habían calculado. Fueron varias llamadas al 092 las que alertaron de lo que estaba ocurriendo en el establecimiento a pie de playa. Los vecinos alertaban que se estaba celebrando una fiesta con “gran multitud de personas” y en la que no se guardaba la distancia de seguridad. Dos patrullas de la Policía Local de Málaga se acercaron hasta el lugar, escuchando desde lejos la música que salía del establecimiento, cuyo volumen descendió “inmediatamente” cuando desde la fiesta se percataron de la llegada de los agentes.

Estos comprobaron que en el interior del local había unas 300 personas, cuando su aforo máximo permitido en la fase 3 en la que se encuentra la provincia de Málaga era de 72 personas: 16 en el interior y 56 personas. “A ello se suma que no se guardaba la mínima distancia de seguridad, encontrándose todas las personas de pie, ya que no había sillas para sentarse, y estando incluso algunas de ellas bailando en esos instantes”, ha relatado la Policía Local en un comunicado, que adjuntaba un vídeo sobre los hechos. EL PAÍS ha intentado ponerse en contacto con los dueños del chiringuito, que no han contestado a las llamadas.

Los agentes también observaron que el personal de vigilancia y control del establecimiento no portaba mascarillas de protección y que ningún empleado del local limpiaba o desinfectaba el equipamiento de la terraza y que no había gel hidroalcohólico a disposición de los clientes. También había una mesa con DJ a pesar de no contar con permiso para ello, ya que la licencia del chiringuito es de bar cafetería con cocina y sin música, según fuentes policiales. Tras entregar las actas de denuncias a los responsables del negocio, los policías lo desalojaron “de forma ordenada y con la precaución y medidas oportunas”.

Durante la noche del jueves la Policía Local de Málaga puso otras dos denuncias más a establecimientos que superaban el aforo máximo, uno de ellos en el paseo marítimo del barrio de Pedregalejo, que ha registrado aglomeraciones y numerosos problemas desde que se abrieron las terrazas de los numerosos chiringuitos, bares y restaurantes de la zona. Además, los agentes denunciaron a 39 personas por no usar mascarillas y siete por incumplir la distancia interpersonal.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50