CASO MADELEINE

La Policía tiene un nuevo sospechoso por la desaparición de Madeleine McCann en 2007

Agentes alemanes y británicos buscan información sobre un delincuente sexual preso en Alemania, que vivió con regularidad en la zona del el Algarve entre 1995 y 2007 y trabajó en bares y restaurantes

Kate y Gerry McCann, padres de Madeleine, desaparecida en Portugal en 2007, sostienen una imagen policial figurada de la menor, el 2 de mayo de 2012 en Londres.FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE / VÍDEO: ATLAS
Agencias

La investigación de la desaparición en 2007 de la niña británica Madeleine McCann, que tenía tres años cuando se desvaneció del apartamento donde estaba de vacaciones con su familia en Portugal, vuelve a dar un giro inesperado. La Policía alemana ha anunciado que tiene un nuevo sospechoso y ha pedido ayuda ciudadana para encontrar testigos. Las autoridades, que no han revelado su identidad, han indicado que se trata de un delincuente sexual que ha sido condenado varias veces, incluso por abuso sexual de niños. Actualmente está cumpliendo una larga condena en prisión “en otro caso”.

La Policía británica ha señalado que se trata de un “desarrollo significativo” en el caso. Maddie desapareció de su habitación el 3 de mayo de 2007, unos días antes de cumplir cuatro años, en el pequeño balneario de Praia da Luz, en el sur de Portugal, donde se encontraba de vacaciones con su familia. Sus padres salieron a cenar con unos amigos, a un restaurante a unos 50 metros del apartamento, y dejaron a la niña y a sus hermanos mellizos en la habitación. Los padres siempre sostuvieron que su hija había sido secuestrada y aún pued estar viva.

El caso, que dio la vuelta al mundo, estuvo marcado por la acusación de los padres de la niña, Gerry y Kate McCann, que tuvieron que limpiar su nombre, y el despido del inspector a cargo de la investigación. La policía portuguesa clasificó el caso en 2008, pero fue reabierto cinco años después. La policía británica decidió en julio de 2013 abrir su propia investigación, pero Scotland Yard había reducido drásticamente el número de investigadores movilizados en el caso.

Las autoridades quieren ahora hablar con cualquier persona que tenga información relevante sobre el hombre, de 43 años, y de los movimientos de dos vehículos que usaba en el período en el que desapareció la niña. Se trata de un Volkswagen y un Jaguar, que están ahora en bajo tutela de la policía alemana, informa Reuters.

Las pistas llevan también a dos números de teléfono portugueses. El sospechoso recibió una llamada de 30 minutos de otro número desde el área de Praia da Luz la noche en la que desapareció McCann. Los investigadores alemanes trabajaron en “estrecha colaboración” con sus homólogos británicos y portugueses para encontrar a este nuevo sospechoso, según recoge AFP.

El sospechoso creen que vivió con regularidad en la zona del el Algarve entre 1995 y 2007, especialmente durante varios años en una casa ubicada entre Lagos y Praia da Luz. Las autoridades apuntan a que esta persona había trabajado en la región, una zona muy turística, en bares y restaurantes.

Lo más visto en...

Top 50