La crisis del coronavirus

Valencia afirma que se enteró de los criterios para la desescalada después de presentar los datos

El presidente socialista, Ximo Puig, pide al Gobierno que revise cuanto antes la situación

Local con terraza en la playa de la Malvarrosa se prepara para su apertura. En vídeo, decepción entre los hosteleros valencianos que no van a poder acceder a la Fase 1. Europa Press / ATLAS

De las comunidades que no consiguieron que el Ministerio de Sanidad les permitiera pasar de fase en la desescalada el pasado viernes, la Valenciana es de las que más rotundamente ha protestado. “Nos enteramos de los requisitos en la rueda de prensa del ministro [de Sanidad, Salvador Illa] posterior a que nos reuniéramos con él”, dicen fuentes de la consejería que dirige Ana Barceló. De hecho, esos criterios solo fueron comunicados a la prensa la noche del viernes, en el mismo mensaje en el que se informaba ya de qué territorios iniciaban el tránsito. El presidente de la comunidad, Ximo Puig (socialista que gobierna con Compromís y Podem), rechazó anoche, nada más saberse la decisión, su contenido, informa Ferran Bono. “Hemos justificado con criterios técnicos las condiciones por las que toda la Comunidad Valenciana debía pasar a la fase 1 para proteger a la sociedad valenciana. Pedimos que se estudie nuestro plan para revisar cuanto antes la decisión”, escribió en un tuit el dirigente socialista.

En la Generalitat valenciana no se esperaban esta decisión. Según su consejera, cuando presentaron la documentación correspondiente al ministerio, les felicitaron por lo completa que era. “Quizá sea hasta demasiado prolija”, argumentan fuentes de la consejería. “Si hubiéramos sabido los criterios la habríamos adaptado”. Esos requisitos tienen una parte numérica según los indicadores que se dan diariamente (tasas de casos, muertes... etcétera), otra sobre capacidades (pruebas PCR que se pueden hacer, camas instaladas y en cuánto se pueden ampliar) y otros que no se pueden cuantificar (si hay planes para hacer pruebas a todos los sospechosos y para seguir los casos). Aunque muchos de ellos se pueden medir cuantitativamente, Sanidad ha insistido estos días en que no hay valores máximos o mínimos, ya que la evaluación ha de ser conjunta y atender otros aspectos. “No es lo mismo tener muchos casos en un solo foco que menos pero repartidos sin que remitan”, ha dicho la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio.

“Hemos cumplido todos los criterios y las exigencias que nos había pedido el propio Ministerio de Sanidad. La propuesta que transmitimos el pasado miércoles y que luego nos permitió tener una conferencia con el propio ministerio de manera bilateral confirmaba que esos criterios los habíamos cumplido. Cumplíamos, por el número de camas de agudos, por el número de camas de críticos, por la capacidad de respuesta y de seguimiento en Atención Primaria, la capacidad de nuestros laboratorios para poder llevar a cabo las pruebas de PCR, en definitiva, muchísimos de los criterios”, dijo Barceló la noche del viernes.

En la consejería no entienden el rechazo, afirman fuentes de la misma. Los datos de esta mañana indican que la Comunidad Valenciana es la sexta que menos casos por 100.000 habitantes ha registrado en los últimos siete días (tiene por delante a Andalucía, otra comunidad que no ha conseguido pasar de fase íntegramente); es la cuarta con menor tasa de fallecimientos, la sexta con menos hospitalizaciones y la séptima en ingresos en UCI. En estos cuatro indicadores está por debajo de la media, y de comunidades que han pasado este primer filtro como La Rioja, País Vasco y Navarra, por ejemplo.

En el informe que la consejería envió al ministerio, al que ha tenido acceso EL PAÍS, se señala que tiene disponibles, solo en la sanidad pública, 747 camas de UCI (unas 150 por 10.000 habitantes), cuando los últimos datos del departamento que dirige Salvador Illa, le adjudicaban 450 y, una aproximación elaborada por este periódico, calcula que no necesitaron más de 400 en un día durante los peores días de la crisis sanitaria. También afirma que se han firmado 476 contratos nuevos para personal de atención primaria, que el tiempo medio para obtener el resultado de una prueba es de 24 horas y que, hasta la fecha, pueden hacer 5.700 pruebas PCR (las que determinan los casos activos de infección) al día (hoy han reportado 42 positivos, pero en los primeros días de abril, cuando la expansión del covid-19 estaba en su máximo, diagnosticaban más de 400).

Los 10 departamentos de Salud que han pasado a la fase 1 de los 24 en los que se divide el territorio son: Vinaròs (Castellón), Requena, Xàtiva-Ontinyent y Gandia (Valencia) y Alcoi, Dénia, Marina Baixa, Elda, Orihuela y Torrevieja (Alicante). A ellos se unió esta tarde el Rincón de Ademuz, que pertenece a la provincia de Valencia pero que se encuentra entre Cuenca y Teruel, dos provincias que sí van a pasar mañana a la fase 1.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50