La crisis del coronavirus

Youtubers de ciencia a los que Brasil escucha en tiempos de coronavirus

Millones de personas siguen los vídeos en los que el microbiólogo Imarino y el médico Varella analizan la pandemia, dan consejos y desmienten noticias falsas

El médico Varella y el microbiólogo Iamarino, 'youtubers' brasileños.
El médico Varella y el microbiólogo Iamarino, 'youtubers' brasileños.

La crisis del coronavirus ha alumbrado una nueva estrella en el concurrido universo youtuber de Brasil. Atila Iamarino, un microbiólogo de 35 años formado en la universidad pública de São Paulo y con un posdoctorado en Yale, es una de las voces que los brasileños escuchan para intentar entender la pandemia y lo que se avecina en estos tiempos tan inciertos. Informar, orientar, de manera rigurosa en redes sociales supone un desafío aún mayor cuando el presidente de la República, Jair Bolsonaro, se empeña en quitar importancia a la amenaza que supone para la salud y promociona un medicamento que no cuenta con el aval incontestable de la comunidad científica. Pero este biólogo no está solo, comparte misión con un veterano médico, Drauzio Varella, 77 años, también youtuber. Basados siempre en evidencias científicas, son un potente contrapunto a Bolsonaro.

Iamarino, especializado en virología, aborda la Covid-19 de manera precisa y amena desde diversos ángulos. Lo mismo detalla por qué no habrá vacuna pronto, desentraña la última hora sobre las proyecciones de afectados que elaboran otros científicos en todo el mundo o explica las mil variables en la contabilidad de los fallecidos. Las cifras de audiencia de sus vídeos, con casi un millón de suscriptores, impresionan. El más reciente, sobre los síntomas de la enfermedad, tenía 43.300 visualizaciones en los primeros 48 minutos; el live de dos días antes sobre avance del virus en el mundo, un millón.

El empeño divulgador de Iamarino nació “como un servicio público”, como “una manera de devolver al público en general la inversión pública en ciencia, incluida mi formación”, declara a este diario. El biólogo ya hacía divulgación científica en Internet hace más de década y en su día se dedicó muchas horas a las epidemias de H1N1, Zika y Ébola, pero es esta pandemia la que le ha encumbrado ante el gran público.

Pero el divulgador con mayúsculas en asuntos de salud pública de Brasil durante las últimas tres décadas es sin duda el septuagenario Varella, que todavía resuelve dudas de los espectadores y da consejos sobre cómo evitar contagiar o contraer el coronavirus. Los da en todos los formatos imaginables, incluidos vídeos, artículos de periódico, podcast… Varella, que tiene 2,2 millones de suscriptores en YouTube y es famoso en todo Brasil gracias a que ha tenido sección fija en uno de los programas más vistos de Globo, está ahora centrado en el virus.

Aunque este médico especializado en cáncer no percibió al principio en toda su magnitud la amenaza que suponía la Covid-19, lleva semanas empeñado en que los mayores se recluyan para protegerse, los jóvenes, para no contagiarles y en desmentir las muchas noticias falsas que genera la pandemia.

Varella se estrenó en la radio con la epidemia del sida -cuando causaba pánico— y ha ido abordando otros asuntos clave en Brasil como la prevención de los embarazos adolescentes, la salud mental o la atención sanitaria en las cárceles. Como se expresa de manera sencilla y tiene aspecto de venerable abuelo, muchos brasileños le consideran cercano, un tipo en el que confiar.

En un país enganchado a unas redes sociales infestadas de noticias falsas, con una educación básica de mala calidad y un presidente al que no convence el aislamiento social —el principal instrumento que la ciencia avala para frenar los contagios—, la misión de esta pareja de youtubers es ardua. El de las redes es un terreno vital en Brasil. Lo fue en las últimas elecciones y lo es ahora, con una parte de la ciudadanía atemorizada y otra incrédula.

Pero son muchos los brasileños, como tanta gente lejos de Asia, que han empezado a prestar atención al peligro que suponen las epidemias. Aunque la Covid-19 haya logrado paralizar medio mundo, según recalcó recientemente Iamarino en una entrevista televisada, no es de los virus más preocupantes. Cuando afirmó que “esta no es una pandemia seria, del peor escenario”, a la entrevistadora se le escapó un elocuente: “¡No diga eso! ¡Por el amor de Dios!”. El científico replicó con calma absoluta: “Espero de verdad que esto sirva para que nos preparemos mejor para una situación peor”, con un virus como el de la gripe, que se propaga más rápido que este, y con la letalidad del Sars, que es del 10%, explicó.

El microbiólogo aprovecha la coyuntura para insistir en la relación directa entre el recorte de fondos públicos para la ciencia — “que en Brasil viene desde 2014”— y el grado de preparación cuando surge una crisis de este calibre. Aquellos recortes se traducen en estas carencias.

Cofundador del canal Nerdologia y de la red Scienceblogs Brasil, Iamarino dejó en 2016 su trabajo de investigador en la universidad cuando comprobó, para su sorpresa, que podía vivir de divulgar lo que otros científicos descubren. Desde hace semanas se multiplica, como cientos de sus colegas en todo el mundo, para atender a todos los que buscan un científico que les ayude a navegar esta tempestad.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada país de América Latina.


Más información

Lo más visto en...

Top 50