La crisis del coronavirus

Turquía permitirá el envío de los respiradores comprados por España

El cargamento, de 116 equipos, la mayoría para Castilla-La Mancha, saldrá “en las próximas horas”

Respiradores comprados por España en Turquía para la crisis del coronavirus. En vídeo, declaraciones de la ministra de Exteriores.Atlas

Turquía permitirá finalmente la exportación de los respiradores que había vendido a Castilla-La Mancha y Navarra, y cuya salida había paralizado inicialmente el Gobierno de ese país. Así lo ha anunciado este sábado la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en Twitter. “Gracias a Turquía; valoramos el gesto de [este] aliado y amigo”, ha señalado a última hora en la red social, con referencia a su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu. Fuentes del ministerio vaticinan que el cargamento llegará a España “en las próximas horas”.

La controversia, que había generado malestar en las comunidades afectadas porque contaban con una remesa de respiradores que ya habían pagado a una empresa turca, ha dado un giro de 180 grados en poco más de 24 horas. González Laya se mostró el viernes poco esperanzada en que Turquía permitiera la salida de ese material porque el país que dirige Recep Tayyip Erdogan había decidido frenar la salida de unos equipos esenciales para aliviar las consecuencias más graves del coronavirus. Pero las gestiones diplomáticas de última ahora han permitido desbloquear ese envío, paralizado hasta ahora por la aduana turca.

El presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, ha relatado también en su cuenta de Twitter que la ministra le había llamado para informarle de la decisión de Turquía. “Agradezco al Gobierno de España sus gestiones para resolver este problema”, ha dicho. “Es una gran noticia para Castilla-La Mancha y para España. Es una cantidad muy importante de material. Podríamos compartir parte de esos respiradores con otros territorios de acuerdo con el Ministerio de Sanidad”, ha añadido.


Antes de lograr el visto bueno definitivo de Ankara, Exteriores había emitido una nota en la que destacaba que las autoridades turcas han permitido la mayoría de los envíos pendientes y que “la única licencia no autorizada hasta la fecha es la relativa a respiradores comprados a una empresa turca por los Gobiernos de Castilla-La Mancha y de Navarra”, finalmente también descongelada. El Gobierno quería así disipar la idea de que Turquía hurta material a quien se lo compra y justificaba la revocación de la licencia de exportación al temor al desabastecimiento de respiradores.

Una fuente del Gobierno turco confirmó a EL PAÍS que el problema se ha resuelto. “Tomando en consideración la situación en España, país amigo y aliado de la OTAN, hemos mantenido conversaciones para hacer una excepción a la prohibición de exportar con este cargamento”.

Castilla-La Mancha, la comunidad más afectada, compró 150 respiradores hace tres semanas, a través de un proveedor español. Una primera partida de 100 respiradores (a los que se suman otros 16 para Navarra, País Vasco y Cataluña, según este proveedor) estaba lista para su entrega, pero Turquía llevaba dos semanas reteniéndola en la aduana, señaló un responsable de la empresa española.

Una fuente diplomática española explicó que los respiradores bloqueados en Turquía habían sido adquiridos a una compañía turca, Okuman. Ante el creciente número de casos de infectados por SARS-CoV-2 (su curva de contagios va unos 10 días por detrás de España), el Gobierno turco, como antes los de la Unión Europea, supeditaron toda exportación de material sanitario a las necesidades de la población local. Aunque el Ministerio de Sanidad turco afirma disponer de 17.000 respiradores automáticos ha ordenado la adquisición de otros 5.000. “Los precios de este tipo de material han subido tanto que probablemente las empresas turcas prefirieron venderlos a España antes que al Gobierno turco, que les pagaría una cantidad menor”, apuntó la fuente.

Una fuente de la empresa productora aseguró a EL PAÍS: “Recibimos el pedido [de España] hace dos semanas y empezamos a producir. Tenemos respiradores en stock, pero estamos trabajando actualmente en producir unos 5.000 porque nos han llegado pedidos de varios países. Sin embargo, mientras estábamos preparando el pedido [de España] se publicó en el Boletín Oficial la prohibición de exportar material sanitario desde Turquía”. Esta fuente también puntualizó que la producción de los respiradores es “100% turca” y que los componentes no proceden de China, como afirmó el Gobierno de Castilla-La Mancha el viernes.

La empresa española que ha comprado los respiradores asegura que tanto la orden de compra como el pago, que en total supone casi tres millones de euros, con IVA, se hicieron antes de que Turquía decretara el cierre de sus fronteras para los productos sanitarios. “La mercancía ya estaba disponible cuando Turquía tomó esa decisión”, insiste su responsable. Los respiradores comprados a Okuman son de gama media y se han pagado a 15.200 euros sin IVA cada uno. Según esta fuente, otras multinacionales cobran entre 25.000 y 30.000 por sus modelos de respirador.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50