La crisis del coronavirus

Colombia refuerza el cierre de la frontera con Ecuador por el aumento de contagiados en el país vecino

El contagio de coronavirus de un bebé de seis meses en Tumaco (Nariño), donde no hay camas de cuidados intensivos, generó alerta en la población

Elementos del Ejército refuerzan la frontera entre Colombia y Ecuador frente a la pandemia del coronavirus.
Elementos del Ejército refuerzan la frontera entre Colombia y Ecuador frente a la pandemia del coronavirus.

La crítica situación que vive Ecuador por la Covid-19, con más de 3.000 contagios y 145 muertos, tiene en máxima alerta a casi dos millones de habitantes de Nariño, el departamento del sur de Colombia que comparte 200 kilómetros de frontera. Ante la confirmación de seis casos en esa región limítrofe, el Ejército y la Policía reforzaron su presencia con 675 hombres y un sistema aéreo no tripulado para “minimizar el paso irregular de migrantes” y evitar la propagación del virus.

La frontera está cerrada oficialmente desde 17 de marzo pero existen al menos 37 pasos ilegales con una geografía intrincada a través de los cuales se movilizan miles de migrantes. De un lado, venezolanos que se están devolviendo de Ecuador; de otro, ecuatorianos que comparten cercanía, familia o trabajo en Nariño y haitianos que usan los cruces irregulares. La petición de reforzar el cierre de la frontera fue hecha por el gobernador de Nariño, Jhon Rojas Cabrera, quien planteó al Gobierno de Iván Duque una serie de medidas, entre ellas el incremento de la fuerza pública, así como dotar de muestras para detección de la Covid-19 y “realizar tamizaje focalizado en las zonas de frontera”. Pidió también instalar tres hospitales de campaña y “dotar personal, equipos e instrumentos y ampliación de camas especialmente Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), en Ipiales, Tumaco y Pasto”, las tres ciudades en mayor riesgo.

Más información

“Somos muy vulnerables porque la zona de Guayas, donde se concentra parte de la crisis en Ecuador, tiene un nexo cercano con la costa pacífica colombiana. Por otro lado, tenemos frontera terrestre con muchos pasos ilegales”, dijo a EL PAÍS el gobernador de Nariño. Como respuesta a sus peticiones, este viernes comenzó una operación militar llamada espejo porque está en coordinación con autoridades ecuatorianas que custodian los pasos de ese lado de la frontera. Pero aún esperan apoyo para hacer análisis preliminares a los migrantes que ya ingresaron de forma irregular. “No los podemos devolver por temas humanitarios pero si ya ingresaron sí es importante tomarles la temperatura, tener todos los elementos para hacerles controles”, agregó.

De los seis casos con la Covid-19 confirmados, cuatro fueron importados desde Ecuador. Y uno de ellos, el de un bebé de 6 meses contagiado por su abuela recién llegada, encendió alarmas en Tumaco, uno de los municipios más pobres donde no existen camas de cuidados intensivos. La mujer que vive en Ecuador cruzó para visitarlo. El menor estuvo hospitalizado pero ya está en aislamiento domiciliario. “Estamos preocupados por la situación en Tumaco, donde apareció el primer caso de Covid-19 y seguramente haya más. Buena parte del municipio vive en la informalidad, no tiene acceso a agua potable o vivienda digna. Crucial reforzar medidas para proteger a la población”, alertó José Miguel Vivanco, de Human Rights Watch.

Tumaco es el sitio de mayor preocupación para las autoridades de Nariño. La precariedad hospitalaria, una población con un 70% de las necesidades básicas insatisfechas y la poca infraestructura habitacional se convierten en un cóctel para una propagación rápida del virus. “El día que el Gobierno nacional anunció subsidios muchísimas personas salieron de la cuarentena para retirar el dinero. Solo hay dos cajeros electrónicos y uno de ellos estaba malo ese día”, explica Mario Benavides, gerente para la crisis de coronavirus en Nariño. El primer caso obligó a la alcaldesa de la población a grabar un vídeo desde un cementerio para evidenciar que si el virus se propaga, “no queda sino pensar en lo peor” y que tampoco habría lugares para ubicar los cadáveres.

Benavides explica que esta provincia tiene una estrategia de seis puntos: tamizaje en las fronteras, aislamiento, ampliación hospitalaria, abastecimiento en cuarentena y orden público. La más urgente -advierte- es la creación de 277 camas UCI y la adquisición de ventiladores, pero este punto choca con el aumento de los precios de estos respiradores. Por eso le piden al presidente Iván Duque que haga una compra estatal unificada. “Nosotros pagamos, queremos hacerlo cuanto antes”, dice Benavides. El equipo de crisis estableció una ruta para responder al colapso del sistema de salud. Si el hospital que adaptarán se desborda, irán a otro; si ocurre lo mismo en el tercero, prepararían una clínica abandonada, un hotel y en un caso dramático, el coliseo deportivo de la capital. Por ahora solo han recibido respuesta militar, pero esperan que el gobierno central les facilite reactivos para hacer al menos 100 pruebas para detectar la Covid-19 y actuar con rapidez.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50