La crisis del coronavirus

Muere una embarazada con coronavirus durante una cesárea de urgencia en A Coruña

El bebé nació sin vida. La mujer, de 37 años, era madre de otro niño de cuatro años

Hospital Materno-Infantil Teresa Herrera, en A Coruña.
Hospital Materno-Infantil Teresa Herrera, en A Coruña.Cabalar

Una mujer de 37 años, embarazada e infectada por coronavirus, murió ayer domingo en el Hospital Materno Infantil de A Coruña, mientras era sometida a una cesárea de urgencia en el quirófano. La niña que estaba gestando, ya en la última fase del embarazo (salía de cuentas en abril), nació muerta. La madre era vecina del municipio coruñés de Carballo, que trata de asimilar la noticia “completamente consternado por la doble pérdida”, según explican desde el Ayuntamiento. El sábado por la noche se sintió mal, con fiebre y diarrea, y el domingo fue llevada por su pareja al hospital con la idea de que a lo mejor se iba a adelantar el parto. Según la familia, tres días antes se había hecho una de las pruebas programadas durante el embarazo y el bebé estaba aparentemente sano. En el Materno Infantil, tras su ingreso, decidieron practicarle una cesárea y previamente le hicieron un test que reveló que estaba contagiada.

La muerte de la mujer deja huérfano a un niño de cuatro años y según la información del Servizo Galego de Saúde (Sergas) tenía una “patología crónica previa”, algo que la familia de la fallecida niega. Cuando ingresó, Estefanía, la madre fallecida, presentaba contracciones y en el quirófano, según informaron fuentes del centro médico a Europa Press, la cesárea se complicó. Primero nació sin vida la niña y más tarde falleció la mujer. La familia lamenta que el cadáver fuese incinerado según el protocolo sin que se le practicase una autopsia para aclarar las causas de la inesperada muerte tras un “embarazo estupendo”.

El marido no pudo estar presente en el hospital mientras se produjeron estos hechos porque al dar positivo su esposa según las normas no podía tener acompañantes. Posteriormente, recibió una llamada del centro en la que le notificaron que la situación se había complicado. En cuestión de aproximadamente media hora, su pareja había fallecido y la niña, a la que iban a llamar Julia, había nacido muerta. La madre fue sometida a una reanimación cardiopulmonar a la que inicialmente respondió pero acabó muriendo, supuestamente por parada cardiorespiratoria. El Sergas la incluyó ayer por la noche en el recuento del día de víctimas de la Covid-19 e informó de que padecía una dolencia “crónica” previa.

En total, 6.737 personas han perdido la vida por Covid-19 en España, mientras que casi 80.000 se han infectado, casi 5.000 han ingresado en la UCI y 14.709 se han curado, según datos del Ministerio de Sanidad y las comunidades. Por el momento, se tienen pocos datos sobre cómo afecta la enfermedad a las embarazadas y a los recién nacidos, aunque estos parecen escapar del coronavirus de sus madres, según apuntan dos estudios con una docena de gestantes que dieron a luz en hospitales de Wuhan (China) cuando estaban infectadas. Salvo en un caso, todos los partos fueron por cesárea. A pesar de algunos síntomas leves, todos los bebés nacieron libres del virus.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50