La crisis del coronavirus

Quedarse en casa con hijos: un zoo de papel o convertirse en experto en robótica, todo es posible

A los más pequeños les gustan las novedades así que aquí van nuevos retos: Explorar el mundo de la inteligencia artificial, componer una melodía o preparar una deliciosa ensalada

Un niño juega con un tren de madera en Olvera (Cádiz).
Un niño juega con un tren de madera en Olvera (Cádiz).Manuela Mendes

Nuestras propuestas de hoy permitirán que nadie oiga en casa eso de: “Mamá, papá estoy aburrido”. Además de entretener a los más pequeños y que consuman parte de su inagotable energía, contribuirán a hacer más llevadero el encierro también a los adultos, porque siempre es bueno recordar al niño que todos llevamos dentro. Desde los juegos en familia que propone el Sadus (Servicio de Actividades Deportivas de la Universidad de Sevilla), que si se hacen bien equivalen a una sesión de gimnasia, hasta el programa que permite componer música sin tener ni idea de solfeo. Nuestras sugerencias compensarán el sano aburrimiento en casa. Quién sabe si el confinamiento termina con nuevos aficionados a la robótica, ávidos lectores o maestros en papiroflexia. Y recuerda que, con que hagas solo una de ellas, ya eres un superhéroe o una superheroína, que bastante tenemos. Si quieres mandarnos tu propuesta escríbenos aquí.

PARA MOVERSE: EL ENTRENADOR ENTRA EN TU CASA

Pues sí, el entrenador deportivo puede entrar en tu casa, desde la suya. Y es lo que hacen los educadores del Sadus. Además de sesiones online para adultos de zumba, o pilates, ofrecen también en su web el apartado Sadus en casa, con vídeos en los que los monitores enseñan juegos en los que pueden participar también los padres como ¿Qué animal soy? o Teje y elástico, o su versión de Castilla la Vieja: la rayuela y la goma. La página tiene recomendaciones para que nadie se quede tumbado en el sofá.

PLAN CULTURAL. APRENDE ROBÓTICA JUGANDO O LOS LIBROS QUE LATEN

Un equipo de expertos en tecnologías digitales, impulsado desde la empresa sevillana Sngular, ha puesto en marcha el programa Juntos desde casa con sesiones online en directo y gratuitas enfocadas a distintas edades, desde los 6 a los 18 años.

Una forma de aprender jugando sobre temas que parecen tan arduos como inteligencia artificial, robótica, programación o creación de video juegos. Para los más pequeños hay propuestas tan divertidas como los juegos algorítmicos sin ordenador, una forma de demostrar que las matemáticas pueden ser muy divertidas.

UNA MINI AVENTURA EN LA PREHISTORIA

La web Sevilla con los peques, creada por el Ayuntamiento, ofrece el espacio Quédate en casa con recomendaciones para hacer más llevadero el encierro de los más pequeños. Desde su página recomienda muchísimas opciones educativas y hoy nos quedamos con la de la Casa de la Ciencia, CSIC, que propone un paseo por la prehistoria en apenas seis minutos.

UNA RECETA: ENSALADA ARCOÍRIS

A los peques les cuesta comer ensalada, pero si son ellos los cocineros y le ponemos un poco de literatura quizás se animen. Los colorines y el toque dulce de pasas y nueces seducirán a los más reticentes. Que cada cocinero disponga de un delantal a su medida es siempre una buena idea que suele funcionar para que los niños se integren más en el proceso.

Ingredientes:

250 gramos de sémola de trigo (cuscús) (o cuscús de maíz, sin gluten)

¼ litro de agua

1 tomate grande o dos pequeños

1 pepino

1 zanahoria

100 gramos de queso fresco

1 puñadito de pasas de Corinto

6 nueces

1 limón

Perejil, hierbabuena y cilantro frescos

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración: Colocar la sémola de trigo (o el cuscús de maíz) en una fuente grande, con capacidad para todos los ingredientes. Poner el agua a hervir con un poco de sal y echarla sobre el cuscús, tapar la fuente con un trapo y dejar reposar 5 minutos. Lavar, quitar los tallos y cortar muy finas las hierbas (perejil, hierbabuena y cilantro), se puede prescindir de alguna de ellas si los comensales le ponen muchas objeciones. Pelar la zanahoria y el pepino y cortarlos en pequeños cuadraditos. Cortar el tomate y el queso fresco también. Poner las pasas en una tacita con agua caliente para hidratarlas, desmenuzar las nueces. Exprimir el limón (si es pequeño, mejor dos limones). Echarlo todo sobre el cuscús y aderezarlo con poca sal y un buen chorro de aceite. La ensalada arcoíris admite tanta creatividad como estén dispuestos a aceptar los comensales. Se puede añadir pimiento verde y rojo, apio, cebolleta fresca… También se puede optar por una versión sin pasas, nueces y queso pero con atún en aceite. Las posibilidades dependen de la creatividad de los cocineros. Servir fría y si sobra, al día siguiente está aún más rica.

MANUALIDADES: PAPIROFLEXIA

Desde un sencillo avión, hasta un gato, un zorro, un pingüino, un cisne o un gusano. Los niños pueden crear su propio zoológico a partir de unas hojas de papel y un poco de paciencia como enseñan en la web Juegos infantiles-Bosques de fantasía. Si hay papeles de distintos colores en casa el resultado será más atractivo, de lo contrario siempre puede colorearse el animalito.

‘APP’ PARA REMEZCLAR MÚSICA

Antropoloops es una herramienta para que cualquiera pueda convertirse en compositor. Esta app, un proyecto piloto desarrollado en el CEIP San José Obrero de Sevilla, permite hacer remezclas musicales en el aula, o en casa, usando el teclado del ordenador con ocho pistas de sonido.

El novedoso programa utiliza músicas tradicionales del mundo para acercar a los alumnos a otras culturas y fomentar el trabajo en equipo. La música se convierte así en receptáculo de historias de vida, de emociones y de relatos culturales entrelazados.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50