La crisis del coronavirus

Muere la primera enfermera en el País Vasco por coronavirus

La profesional sanitaria tenía 52 años y llevaba seis días ingresada en un hospital

Dos personas a la salida del hospital Universitario de Álava-Txagorritxu, en Vitoria.
Dos personas a la salida del hospital Universitario de Álava-Txagorritxu, en Vitoria.L. RICO

Una enfermera de 52 años del Servicio vasco de Salud (Osakidetza) es la primera profesional sanitaria fallecida por la Covid-19 en el País Vasco, según ha informado el Gobierno autónomo. “Hoy el coronavirus golpea el alma del sistema sanitario vasco. No estábamos preparados para este golpe”, ha afirmado este jueves la consejera de Salud, Nekane Murga. La fallecida, trabajadora en el hospital de Galdakao (Bizkaia), estaba ingresada en el de Basurto desde hacía seis días y falleció en la noche de este miércoles, según ha podido saber este diario.

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha informado este jueves de que este fallecimiento se suma a otros 12 registrados en esta comunidad autónoma en las últimas horas. El número total de fallecidos en Euskadi se eleva a 53.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha comparecido este jueves para dar cuenta de la evolución de la epidemia y ha querido dedicar sus primeras palabras para recordar a la enfermera fallecida, dar el pésame a sus familiares y allegados, y resaltar el trabajo “ejemplar” que están realizando los profesionales de Osakidetza.

Euskadi ha registrado 217 nuevos contagios y llega a los 1.190 casos positivos, de los que 455 se encuentran hospitalizados. Álava es el territorio más castigado, con 621 contagiados (224 ingresadas); en Bizkaia hay 393 casos (177) y en Gipuzkoa, 176 (54). La única noticia positiva es que 18 personas que contrajeron el virus ya se han curado. “Esta crisis está teniendo un coste humano altísimo para toda la sociedad, pero sin duda hay miles de profesionales que todos los días están dando en primera línea lo mejor de sí para protegernos a todos”, ha dicho el lehendakari.

El Colegio de Enfermería de Bizkaia ha difundido un comunicado en el que lamenta “profundamente” este fallecimiento y traslada a los familiares y amigos de la enfermera fallecida las condolencias de los 8.500 colegiados de este territorio. Esta organización aprovecha para reconocer la labor de los profesionales sanitarios que a diario se enfrenta a “circunstancias de peligrosidad” durante su tarea laboral.

La muerte de la primera sanitaria en Euskadi coincide con la reclamación realizada al Gobierno vasco por profesionales de Osakidetza que trabajan en los hospitales vascos, que solicitan que se habilite para ellos algún tipo de alojamiento y evitar así llevar a sus familias el riesgo de contagio. Enfermeras del Hospital de Galdakao han explicado a Efe que la propuesta ha surgido entre profesionales sanitarios de varios hospitales que están "en primera línea en la lucha contra la pandemia" y que quieren "seguir haciéndolo, pero sin la presión" que supone la posibilidad de ser ellos quienes vayan a llevar la enfermedad a sus casas.

Lo que más les preocupa es la posibilidad de ser ellos mismos “los responsables de la propagación de la enfermedad” y, sobre todo, de llevarlo a sus familias, “donde hay niños y personas mayores o con factores de riesgo”.

La consejera Murga ha asegurado que los últimos datos de contagios en Euskadi ponen de manifiesto “la gravedad y excepcionalidad” de la situación y ha recordado que los expertos sostienen que todavía no se ha alcanzado el pico de mayor intensidad de la pandemia. Por eso, ha vuelto a pedir a la ciudadanía que extremen las medidas de precaución porque “impedir un contagio evita una cadena de infectados”.

Urkullu ha aprovechado para lanzar cuatro mensajes a la sociedad. El primero, para recordar que el reto contra la Covid-19 “acaba de comenzar”; en segundo lugar, para remarcar que es “imprescindible” la implicación de todos en la adopción de medidas de autoprotección; tercero, para subrayar que el confinamiento es “necesario” y, finalmente, para adelantar que el Gobierno vasco va a crear un fondo para reforzar la atención a las personas más vulnerables, en riesgo de exclusión y para las familias más desfavorecidas.

La próxima semana se pondrá en marcha en Euskadi una aplicación para el móvil que pretende reforzar el trabajo de prevención, seguimiento e identificación de casos positivos. Las personas registradas podrán incorporar a sus contactos más cercanos y anotar su estado de salud. Es un modelo, según ha avanzado el mandatario vasco, impulsado por la OMS y el Centro Europeo para el control de Enfermedades, y que fue utilizado por Corea del Sur durante la crisis sanitaria.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50