Macron ordena el cierre de guarderías, colegios y universidades “hasta nueva orden”

El presidente francés apela a la “responsabilidad individual” de los ciudadanos para respetar las consignas y evitar la extensión del coronavirus

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha pronunciado un discurso a la nación sobre el coronavirus
El presidente francés, Emmanuel Macron, ha pronunciado un discurso a la nación sobre el coronavirusLUDOVIC MARIN / AFP

Las autoridades ya habían avanzado la posibilidad de que Francia se acercara a un “escenario a la italiana” y el presidente, Emmanuel Macron, lo ha confirmado. Tras desmentidos continuados, el mandatario ha anunciado este jueves en un discurso a la nación el cierre, a partir del lunes y “hasta nueva orden”, de todas las guarderías, colegios, institutos y universidades de todo el país. En una alocución en la que también ha insistido en la necesidad de que cada ciudadano actúe de forma “responsable” para evitar al máximo la propagación de un coronavirus imparable, el mandatario también ha instado a las personas mayores de 70 años y enfermos crónicos a permanecer todo lo posible en casa, aunque no ha considerado necesario ni cortar el transporte público ni aplazar las elecciones municipales, que el próximo domingo deben movilizar a más de 40 millones de ciudadanos.

“Esta epidemia que afecta a todos los continentes y golpea a todos los países europeos es la crisis sanitaria más grave que ha conocido Francia en el último siglo”, dijo Macron en un discurso de 25 minutos retransmitido por todas las cadenas. La prioridad en estos momentos, subrayó el mandatario, es proteger a los más vulnerables y prepararse lo mejor posible ante un virus que, “a pesar de los esfuerzos por frenarlo, sigue propagándose y está acelerándose (…) no estamos más que al principio de la epidemia”, agregó justo después de que se conociera que la cifra de fallecidos por el Covid-19 asciende ya a 61, 13 más que la víspera, para un total de 2.876 casos confirmados hasta este jueves.

En una alocución en la que las palabras solidaridad y responsabilidad ciudadana se escucharon repetidamente, el mandatario explicó que el cierre de todo el sistema educativo, medida que su ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, había descartado hasta el último momento, se debe a la necesidad de cortar todo posible contagio. “Hay una razón simple: nuestros niños y los más jóvenes, según todos los científicos, son los que propagan, al parecer, más rápidamente el virus”, dijo Macron. El Gobierno ya había prohibido que los menores de 15 años entraran en residencias de ancianos, medida que el miércoles amplió a toda la ciudadanía al prohibir las visitas a los centros de tercera edad.

Por el mismo motivo, proteger a la población más vulnerable, Macron llamó este jueves “a todos los mayores de más de 70 años, a los que sufren enfermedades crónicas o problemas respiratorios, a las personas en situación de discapacidad, a permanecer en sus casas todo lo posible y limitar al máximo los contactos”.

Por el contrario, aseguró que no se contempla suspender el transporte público —aunque recomendó a todos que lo usen de manera “responsable” y comedida— ni postergar las elecciones municipales porque, afirmó, los científicos a los que ha consultado “consideran que nada se opone a que los franceses, incluso los vulnerables, acudan a las urnas”.

El presidente francés, que adelantó que se tomarán nuevas medidas en los próximos días para proteger a las empresas y trabajadores —a los que también pidió que prioricen, siempre que sea posible, el teletrabajo— afectados económicamente por la crisis, hizo hincapié en que el Gobierno no ahorrará tampoco en medidas para garantizar los cuidados de salud de los contagiados.

“La salud no tiene precio. El Gobierno movilizará todos los medios financieros necesarios para asistir, para cuidar a los enfermos, para salvar las vidas cueste lo que cueste”, aseveró. Poco antes de su discurso, se conoció que las autoridades ya han solicitado la “desprogramación inmediata de las intervenciones quirúrgicas no urgentes” para liberar el máximo de camas de reanimación posibles.

La evocación de las medidas de salud le sirvieron al presidente francés para defender abiertamente las ventajas de un sistema de salud pública como el francés.

“Mañana tendremos tiempo de sacar lecciones, de interrogarnos sobre el modelo de desarrollo que aplica nuestro mundo desde hace décadas y que ha revelado sus fallos, nos tendremos que interrogar sobre las debilidades de nuestra democracia”, dijo. “Pero lo que ya ha revelado esta pandemia es que la sanidad gratuita, sin condiciones de ingresos, de profesión, nuestro estado del bienestar, no son costes o cargas, sino bienes preciosos, unas ventajas indispensables (…) y que este tipo de bienes y servicios tienen que estar fuera de las leyes del mercado”.

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50