Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lectores preguntan | Diez dudas sobre la Cumbre del Clima: ¿Para qué sirve y qué se espera de ella?

Respondemos a una selección de preguntas formuladas a través de la cuenta de Instagram de EL PAÍS sobre la COP25

cop25 madrid
Un hombre se hace un 'selfie' delante de un cartel de la Cumbre del Clima. Getty Images

Madrid acoge esta semana y hasta el próximo 13 de diciembre la Cumbre del Clima (COP25). Durante casi dos semanas, más de 25.000 personas —entre mandatarios y negociadores de los países, científicos, activistas y empresas— participan en esta reunión anual que se organiza bajo el paraguas de Naciones Unidas y en la que se pretende avanzar en la lucha contra el cambio climático, tras el Acuerdo de París adoptado en 2015.

¿Cuáles son los objetivos de esta cita y qué se espera de ella? A través de la cuenta de EL PAÍS en la red social Instagram hemos pedido a los lectores que formulen sus dudas sobre la cumbre. Esta es una selección de preguntas y respuestas, de entre el casi centenar de mensajes que hemos recibido.

1. ¿Por qué se celebra en Madrid y no en Chile?

Las cumbres se desarrollan cada año en un área del planeta y esta edición le correspondía a Latinoamérica. Primero se ofreció Brasil, pero la llegada de Jair Bolsonaro hizo que ese país renunciara. Chile fue la alternativa, pero también desistió. Las protestas que sacuden el país, en la mayor crisis política y social desde el retorno de la democracia, empujaron al presidente Sebastián Piñera a tomar la inédita decisión de renunciar a acoger la cumbre.

El presidente español en funciones, Pedro Sánchez, ofreció entonces que se celebrara en Madrid. La cita se ha organizado en tiempo récord, apenas un mes. Además, Chile mantiene la presidencia de la cumbre y tiene un papel protagonista en ella, por ejemplo, dirigir las negociaciones entre los delegados de los países.

2. ¿Cuántos países participan?

Un total de 196 países están representados en el evento, junto con otros grupos de interés, asociaciones, empresas y organizaciones. Pese a la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, sí ha acudido una delegación del país norteamericano ya que el proceso de salida de este país durará un año.

3. ¿Para qué sirve la cumbre?

Esta COP25 tiene que servir para terminar de desarrollar el Acuerdo de París, del que quedan algunos flecos, y para que los países se comprometan a presentar planes de recortes de emisiones más contundentes.

Hay, por lo tanto, dos retos: uno técnico y otro político. El técnico consiste en el desarrollo del artículo 6 del Acuerdo de París, que es el que regula los intercambios de emisiones entre países y entre empresas, y en el que la negociación lleva encallada desde 2015. En la parte política, se espera que los países asuman el compromiso de hacer revisiones periódicas al alza de sus planes de recorte —algo ya previsto en el Acuerdo de París— y que más Gobiernos se comprometan a alcanzar la gran meta a largo plazo: la neutralidad de emisiones para 2050, es decir, que no se emita más CO2 del que la naturaleza puede absorber.

4. ¿Los compromisos son vinculantes? ¿Qué pasa si no se cumplen?

El Acuerdo de París sí es vinculante desde el momento en el que un país lo firma, pero suscribirlo no es obligatorio. Hay países que están y otros que no. El acuerdo tampoco prevé sanciones. El Protocolo de Kioto, el pacto climático que será sustituido por el Acuerdo de París, sí incluía sanciones. Y ese protocolo no ha sido suficiente para combatir el cambio climático, ya que solo los países que están obligados a recortar sus gases de efecto invernadero ya solo representan el 10% de las emisiones mundiales.

5. ¿Se ha cumplido alguno de los objetivos fijados anteriormente?

Ante el fracaso de los intentos por fijar metas individuales a cada país —la fórmula que utilizaba el Protocolo de Kioto—, el Acuerdo de París se adoptó en 2015 con una meta global: que el aumento de la temperatura media del planeta no supere a final de siglo los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales y, en la medida de lo posible, que no rebase los 1,5. Ese es el límite que establece la ciencia para evitar los efectos más catastróficos de un calentamiento que ya no se puede revertir.

El pacto, que a partir de 2020 sustituirá al Protocolo de Kioto, obliga a todos los Estados que se sumen a él a presentar planes de recortes de sus emisiones de gases de efecto invernadero, culpables del sobrecalentamiento del planeta según la mayoría de la comunidad científica y vinculados, principalmente, al uso de los combustibles fósiles. Sin embargo, un informe alertaba el mes pasado de quetan solo un 20% de los países que han presentado estos planes —184 Estados— está en la senda para cumplir con el pacto.

6. ¿Qué se espera de EE UU y de China en esta cumbre?

EE UU ha iniciado el proceso para retirarse del Acuerdo de París. Esa retirada se produce desde el Gobierno federal, pero dentro del país hay ciudades y Gobiernos de varios Estados que siguen comprometidos con esos objetivos, a pesar de que no están oficialmente dentro del pacto. Siguen presentando planes de recortes de emisiones, de implantación de renovables y de cierre de centrales de carbón.

El problema con China, que sí continúa dentro del pacto, es que no se compromete a hacer unos recortes de emisiones duros, pese a que el país representa el 26% de las emisiones globales. A lo único que se ha comprometido es a alcanzar su techo de emisiones en 2030, pero sus planes de recortes siguen siendo insuficientes.

7. ¿Por qué la cumbre está en manos de políticos y no de científicos?

A estas cumbres no solo acuden políticos y negociadores de los Gobierno, también hay científicos. Ellos son los encargados de poner sobre la mesa los informes que sirven para indicar a los políticos en qué situación estamos y qué se debe hacer para luchar contra el cambio climático.

8. ¿Qué van a hacer las empresas?

Cuando un país presenta un plan de recorte de sus emisiones, lo que debe hacer a continuación es desarrollar una serie de normativas para garantizar que los planes se cumplan. Eso implica, por ejemplo, que las empresas tengan que reducir las emisiones que expulsan a la atmósfera.

Además, el Acuerdo de París estaba pensado para que los Gobiernos fueran los responsables de presentar planes y objetivos de recortes. Pero desde que se firmó, muchas empresas han anunciado que asumen de forma voluntaria ese pacto y los objetivos de recortes de emisiones contemplados en él.

9. ¿Los países también se hacen cargo de las emisiones que generan fuera de sus fronteras?

Aunque el Acuerdo de París mantiene que todos los países firmantes tienen que presentar sus planes de recortes, hay un problema con las emisiones internacionales, como por ejemplo las que se corresponden con la aviación internacional o con el transporte marítimo internacional. Ningún país se hace cargo en sus planes de ello. En estos casos, son los propios órganos reguladores de la aviación internacional y del transporte marítimo internacional quienes están presentando sus propios planes de recorte.

10. ¿Qué papel juega Greta Thunberg y por qué tiene tanta repercusión?

La activista sueca Greta Thunberg se ha convertido en la cara más visible de la lucha contra la crisis climática a nivel global. En verano de 2018, esta joven de 16 años decidió manifestarse frente al Parlamento sueco para exigir una acción climática más contundente. Así comenzó el movimiento Fridays for Future, que pronto empezó a replicarse en diversas ciudades del mundo.

Meses después, Thunberg dio un discurso en la COP24 que la encumbró como un referente en la lucha climática. Sus acciones han inspirado a jóvenes en todo el mundo a unirse cada viernes a las llamadas huelgas climáticas. Está previsto que Thunberg se dirija a los representantes de las delegaciones al final de la cumbre, a partir del 10 de diciembre. También participará en la manifestación por el clima convocada en Madrid este viernes y en varias actividades dentro y fuera de Ifema, recinto en el que se celebra la COP25.


Las preguntas de los lectores se recogieron a través de la red social Instagram entre el lunes 2 de diciembre y el martes 3 de diciembre. Las respuestas han sido elaboradas con información de Manuel Planelles, Bárbara Sánchez y Silvia Laboreo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información