Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía práctica para no perderse en el informe PISA

Un país pequeño invierte alrededor de 75.000 euros cada año en esta prueba; uno grande, en torno a 300.000 euros

informe PISA 2018
Un alumno en el instituto Lluís Vives, de Valencia.

¿Qué es PISA?

El Programa Internacional para la Evolución de Estudiantes (PISA, en sus siglas en inglés) es un examen que trata de medir no lo que los alumnos saben de distintas asignaturas sino cómo usan los conocimientos que tienen en contextos desconocidos. Se realiza cada tres años desde 2000. Los resultados de la última prueba, celebrada en la primavera de 2018, se han hecho públicos este martes. Por primera vez no saldrán a la luz unos datos españoles, los de lectura, porque la OCDE ha detectado "un comportamiento de respuesta inverosímil" y va a investigar las "anomalías".

¿Quién elabora el examen?

Diseña el test la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), con los países participantes. En esta ocasión, se examinaron 600.000 alumnos que representaron a 32 millones de estudiantes de 15 años de 79 países. En cada edición se suman más Estados. Esta vez se añaden Filipinas, Bosnia, Brunéi, Arabia Saudí, Marruecos y Ucrania.

¿Quién se examina?

Cada país somete a la prueba a una muestra representativa de alumnos de entre 15 años y tres meses y 16 años y dos meses que hayan completado al menos seis años de educación formal, independientemente de si están en programas académicos o de FP o de si han repetido. En España se examinaron 36.000 escolares porque las 17 comunidades pagan una ampliación de muestra para tener una radiografía educativa más certera de su región.

¿Cómo es el examen?

Las pruebas de PISA son distintas de un examen de instituto porque buscan descifrar qué hacen los alumnos con lo que saben más que el nivel de conocimiento. Se miden tradicionalmente tres competencias lectura, matemáticas y ciencias. En cada edición se pone el énfasis en una capacidad, en esta ocasión la lectura. Por eso respondieron a preguntas de esta competencia durante una hora. La otra se dividió entre las preguntas de ciencias y matemáticas. Por primera vez, se han medido competencias para manejarse en un mundo global, pero sus resultados se publicarán en 2021.

¿Cómo se puntúa?

PISA no pone notas con las escalas habituales, como del 0 al 10 en España. Los resultados se establecen basándose en las variaciones que hay entre todos los participantes. La puntuación media de los países de la OCDE se fijó en 500 puntos. El catedrático de Sociología Julio Carabaña explica que, sobre la base de 500 puntos, "la desviación típica es 100; con esa métrica, diferencias de 10 y hasta 20 puntos son diferencias pequeñas". El organismo internacional ha establecido también que 30 puntos equivalen a un curso escolar. En 2015, Singapur obtuvo la puntuación más alta en ciencias (556 puntos) y la más baja la República Dominicana (332). España se situó en 493.

¿Quién costea la prueba?

Los países tienen que abonar al secretariado de PISA 50.000 euros anuales durante cuatro años y correr con los gastos en su país. Se calcula que un país pequeño invierte 75.000 euros cada año y uno grande 300.000 euros. España con 36.000 examinados tiene una de las muestras más grandes y, por tanto, es más costoso. Las autonomías pagan la ampliación de muestra. Madrid por ejemplo, presupuestó para PISA 2018 200.000 euros.

¿Ha habido problemas?

La OCDE reconoce haber detectado “anomalías” en las pruebas de nueve países en las seis ediciones anteriores de la evaluación (2000-2015). En unos casos por problemas técnicos y en otros porque los datos reunidos no cumplían el exigente patrón de PISA. Los halló en el Reino Unido, Holanda, Austria, Luxemburgo, Malasia, Argentina, Estados Unidos, Albania y Kazajistán.

Puede seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter Facebook

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >