Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celaá convoca a los editores tras la polémica por los libros de texto

La ministra de Educación cree que la multiplicación de manuales es consecuencia de "una derivada indeseable" de la 'ley Wert'

Isabel Celaá, comparece tras el Consejo de Ministros.
Isabel Celaá, comparece tras el Consejo de Ministros. Europa Press

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha convocado a una reunión el próximo miércoles a representantes de los editores, tras la polémica rueda de prensa de este jueves en la que la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) y su matriz, la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), vertieron grandes críticas contra los Gobiernos autonómicos por presionarles para cambiar a su gusto los contenidos de los textos. En palabras del director ejecutivo de FGEE, Antonio María Ávila, las Administraciones utilizan “mecanismos bastardos” para que los manuales “digan lo que los Gobiernos quieren y no lo que la ciencia dice”. El volumen de títulos se ha disparado: de 23.409 en el curso 2008-2009 (cuando aún no había ediciones digitales) a los 51.530 en este 2019-2020.

Tras estas encendidas declaraciones en la presentación de El libro educativo en España 2019-2020 el Ministerio de Educación y Formación Profesional se pronunció por escrito. Celaá considera que, si el gremio se siente presionado por las Administraciones —hecho que no le consta—, debería denunciarlo ante los tribunales: “El ministerio no tiene constancia de estas presiones. Si los editores consideran que se trata de prácticas punibles, debería realizar las acciones formales correspondientes”.

Tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, Celaá ha culpado al ministro José Ignacio Wert y a la Ley Orgánica de Mejora de la Educación —aprobada solo con los votos del PP en 2013— de la situación actual.  "La multiplicación de libros de texto es consecuencia de una derivada indeseable de la LOMCE, una ley que establecía asignaturas troncales, de libre configuración y específica", ha dicho, y "promovió la proliferación de una manera desmesurada de libros de texto".

Por otra parte, Ciudadanos ha registrado una petición de comparecencia en el Congreso de Celaá para que valore el informe, porque en él se resalta que hay grandes diferencias entre tipo de ayudas para la adquisición de libros, lo que supone una desigualdad de oportunidades entre el alumnado. Según Anele, Andalucía invierte 108,3 euros por alumno para la gratuidad de los libros de sus estudiantes frente a los 5,74 euros de Cataluña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >