Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide de 39 a 40 años de cárcel para los tres futbolistas de la Arandina acusados de agresión sexual

Los jugadores del equipo de tercera son procesados por abusar de una menor de edad en 2017

Jugadores Arandina
Una furgoneta de la policía traslada a prisión a los futbolistas detenidos, en 2017.

La Fiscalía pide penas que oscilan entre 39 y 40 años de cárcel para cada uno de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol a los que se acusa de cuatro delitos en el caso Arandina. El ministerio público dirige su escrito de calificación provisional contra los procesados Carlos Cuadrado Lucho, de 24 años; Víctor Rodríguez Viti, de 22, y Raúl Calvo, de 19, arrestados en 2017 por agredir sexualmente a una menor de edad en el piso que compartían en Aranda de Duero.

En el escrito, la acusación pública considera que los tres procesados mantenían contactos telefónicos y mediante redes sociales, sobre todo por WhatsApp, desde septiembre de 2017 con una menor de edad, de 15 años, a la que conocían con anterioridad y cuya edad sabían, con el fin de convencerla para mantener relaciones sexuales con ellos. Fue el 24 de noviembre de 2017 cuando la menor acudió al domicilio de los tres encausados donde, después de una conversación, fue obligada a mantener relaciones sexuales con todos ellos en el salón de la casa, para seguidamente ser de nuevo obligada por uno de ellos, Raúl Calvo, a sufrir otra relación sexual en un dormitorio de la vivienda, según sostiene la Fiscalía de Burgos.

Las investigaciones del caso se iniciaron a raíz de una llamada de los padres de la menor agredida a la Fundación ANAR, una ONG que atiende a menores y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. La joven estaba en tratamiento psicológico, por lo que acudía a Madrid cada semana con sus padres a recibir tratamiento. Fue durante una de estas consultas cuando la joven explicó que tres chicos le propusieron mantener relaciones sexuales y la invitaron a su piso de Aranda de Duero. Según declaró la adolescente, una vez allí, no quiso seguir con la propuesta de los jugadores y ellos la forzaron, indicaron fuentes próximas al caso.

Ella afirmó que se sometió para evitar "males mayores". La Arandina dio de baja a los tres futbolistas de forma inmediata y definitiva y manifestó su "máxima condena y repulsa a cualquier acto de violencia sexual". Los acusados fueron enviados a prisión dos días después de su detención y permanecieron allí durante tres meses hasta que fueron puestos en libertad bajo fianza y con cargos, en marzo de 2018.

Para el ministerio público, los hechos constituyen un delito contra la libertad sexual, un delito continuado de agresión sexual a una menor de 16 años y otros dos delitos de agresión sexual. Para Raúl Calvo, al que considera autor de los delitos, pide una pena de 40 años de cárcel y la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 1.000 metros durante 16 años, así como comunicarse con ella por cualquier medio.

Para Cuadrado y Rodríguez, a los que considera "cooperadores necesarios" en el delito cometido en el dormitorio de la vivienda, solicita un total de 39 años de prisión, además de la prohibición de acercarse y comunicarse con la víctima durante 26 años. Para cada de uno de los encausados, pide 10 años de libertad vigilada y el pago de una indemnización para la joven de 50.000 euros —en el caso de Raúl Calvo, otros 20.000 por el daño moral causado—. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información