Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autoridad sanitaria de Francia recomienda dejar de financiar la homeopatía

El organismo considera que estos productos no han demostrado tener más eficacia que el placebo

Productos homeopaticos
Productos homeopáticos del laboratorio Boiron.

¿Es el fin del paraíso homeopático en Francia? Difícil de decir, en vista de la fuerte implantación de esta práctica en este país europeo. En cualquier caso, la recomendación formal emitida este viernes por la Comisión de Transparencia de la Alta Autoridad de la Salud (HAS, por sus siglas en francés) de que la sanidad pública francesa no debería seguir financiando medicamentos homeopáticos, supone un duro golpe al segundo consumidor mundial de estos productos, tras la India.

Los productos homeopáticos “no han demostrado científicamente una eficacia suficiente para justificar que sean reembolsados”, señaló este organismo público independiente que busca garantizar cuidados “equitativos, seguros y eficientes” a los pacientes y asesora a las autoridades públicas para “optimizar” sus prácticas.

"Lo que nosotros tenemos que juzgar es que la demostración de eficacia de este medicamento es suficiente para justificar que sea reembolsado por la colectividad (de franceses), ver si superan la prueba de eficacia, como todos los medicamentos", explicó en rueda de prensa en París la presidenta de la HAS, Dominique Le Guludec. Y los homeopáticos “no han demostrado una eficacia suplementaria frente al placebo”, acotó el presidente de la Comisión de Transparencia del organismo, Christian Thuillez.

La jefa del servicio de evaluación de los medicamentos del HAS, Mathilde Grande, puso el ejemplo de dos ensayos clínicos realizados con sendos productos homeopáticos y sus respectivos placebos para tratar las verrugas plantares y la ansiedad, “una enfermedad que tiene un gran impacto en la población francesa”. En el caso de las verrugas plantares, tras seis semanas de tratamiento, no se encontró “ninguna diferencia” entre quienes habían tomado un producto homeopático y los que se habían tratado con un placebo. En cuanto a los que participaron en el ensayo de la ansiedad, tras diez semanas de tratamiento, aunque se constató una mejora entre quienes utilizaron la homeopatía, “la diferencia entre ambos grupos no es estadísticamente significativa”. Y así en los estudios realizados sobre un total de 24 síntomas, según la HAS, que para llegar a sus conclusiones ha analizado durante nueve meses más de mil publicaciones científicas, contribuciones de las "partes interesadas" y los documentos presentados por los tres laboratorios homeopáticos afectados, el líder mundial Boiron, con sede en Francia, el suizo Weleda y el alemán Lehning.

El anuncio formal, realizado este viernes tras la votación final celebrada el miércoles -y en la que la recomendación ahora oficializada obtuvo una gran mayoría, con una sola abstención- no ha supuesto ninguna sorpresa. Se esperaba desde que, a mediados de mayo, la HAS adoptara ya una recomendación preliminar que proponía que el Gobierno deje de financiar en la sanidad pública los medicamentos homeopáticos.

La cofinanciación pública de la homeopatía ha ido a la baja en los últimos tiempos: en los años 80, Sanidad reembolsaba hasta el 65% del precio de estos productos, pero desde 2011 solo es el 30%. No obstante, esta práctica, que se aplica actualmente a casi 1.200 productos homeopáticos, le costó el año pasado al Estado francés 126,8 millones de euros (de un total de 20.000 millones).

La palabra final sobre el fin de la financiación de los productos homeopáticos la tiene la ministra de la Salud, Agnès Buzyn. El hecho sin embargo de que fuera ella la que, hace un año, encargara a la HAS este informe para tomar una decisión sobre el reembolso de los medicamentos homeopáticos da pistas sobre su decisión. Además, recientemente volvió a declarar que seguiría las recomendaciones de la institución a la que pidió su opinión. Eso sí, precisó el jueves en declaraciones en la cadena France 2, cambiar las cosas podría llevar algún tiempo, desde “algunos días o semanas” hasta un año.

Fuerte movilización de los laboratorios homeopáticos

Desde que comenzara a cuestionarse la homeopatía —con una tribuna en Le Figaro el año pasado firmada por 124 médicos franceses que criticaban las “promesas fantasiosas y la eficacia no probada de las medicinas llamadas alternativas, como la homeopatía"—, laboratorios como el gigante francés Boiron han movilizado muchos recursos. El último: una campaña en las redes sociales en contra del fin de la financiación de la homeopatía. Lanzado bajo el hashtag #MonHomeoMonChoix (mi homeo, de homeopatía, mi decisión), la web ha recopilado ya más de 1,1 millones de firmas exigiendo que la Sanidad pública siga reembolsando estos productos. A la manifestación que convocaron este viernes en París, muy cerca de donde la HAS presentó sus resultados, acudieron sin embargo apenas  medio centenar de personas.

Además, los laboratorios han promovido en los últimos meses sondeos para demostrar el arraigo de la homeopatía en Francia. El realizado por el instituto Ipsos en noviembre, concluía que tres de cada cuatro franceses (o el 76% de la población) tiene una buena imagen de los productos homeopáticos y, también, los han utilizado alguna vez en su vida. Además, continuaba la encuesta, el 72% considera que su ingesta tuvo un efecto positivo sobre el problema de salud que les llevó a utilizarlos y el 74% considera que los medicamentos homeopáticos son “eficaces”.

Boiron, el gigante de la homeopatía que mueve más de 600 millones al año, también ha advertido del eventual impacto de una decisión política de dejar de reembolsar sus productos en el mercado laboral. La empresa, con sede en Lyon —cuyo alcalde, el exministro del Interior Gérard Collomb, se ha mostrado a favor de mantener la financiación— ha adelantado que si sus productos dejan de ser reembolsados sufrirá una fuerte caída de ventas que podría amenazar a mil empleos de los 2.500 que mantiene en Francia. A ellos se unirían otros 300 puestos de trabajo de los laboratorios alemán y suizo. El jueves, ante la filtración de la decisión de la HAS, Boiron suspendió su cotización en bolsa, igual que hizo en mayo cuando se conoció el preaviso de la agencia sanitaria.

Pese a que sus conclusiones dejan poco lugar a dudas sobre la eficacia de los productos homeopáticos, la presidenta de la HAS pidió “respeto” a quienes siguen usando la homeopatía que, en el caso de Francia, es uno de cada diez ciudadanos. “Quienes usan la homeopatía y piensan que les hace bien, esa es su experiencia y es respetable. No estamos aquí para impugnar esa experiencia”, subrayó Le Guludec.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información