Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno destina 15 millones a comedores y ocio para menores vulnerables

El objetivo del Ejecutivo es que hasta 100.000 niños se beneficien del plan

Comedor escolar del colegio  San Bartolomé en Fresnedillas de la Oliva (Madrid).
Comedor escolar del colegio San Bartolomé en Fresnedillas de la Oliva (Madrid).

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, ha anunciado este viernes que el Gobierno destinará hasta 15 millones de euros para financiar programas de ocio y comedores infantiles este verano.  Estos 15 millones suponen un aumento del 44% respecto al gasto de 2018. El objetivo del Ejecutivo es que hasta 100.000 niños en condiciones de vulnerabilidad se beneficien del plan.

Los servicios ofrecidos por el programa deben incluir desayuno, actividades de carácter lúdico, recreativo, cultural y educativo, servicio de comedor y bolsa de cena cuando las carencias del hogar lo aconsejen. Las actividades estarán abiertas a todos los niños y niñas y adolescentes, promoviendo la convivencia. El programa asumirá el coste de las plazas para los niños de aquellas familias que de otro modo no podrían permitírselo.

La puesta en marcha del programa está en conexión con los servicios sociales de los Ayuntamientos y los centros escolares, de forma que se facilita el acceso de las familias potencialmente beneficiarias, a través de los sistemas de información de las becas de comedor. 

"El objetivo es combatir las desventajas sociales que los niños en situación vulnerable acumulan en estos meses", ha explicado Carcedo, al tiempo que ha mostrado el deseo del Gobierno de llegar con este programa a casi el triple de niños que en 2018.

La ministra ha citado la Encuesta de condiciones de vida, según la cual, en torno a un 5% de la población vive en una situación de carencia material severa, un porcentaje que supera el 6% en el caso de los menores. "Muchos de estos niños sufren malnutrición, no tienen una alimentación saludable y equilibrada", ha advertido Carcedo.

En concreto, analizando uno de los indicadores, ha señalado que en las familias con mayores nivel económico, siete de cada 10 niños comen fruta a diario, mientras que en aquellas familias con menos recursos, solo cinco de cada 10 lo hacen. Además, ha indicado que en estas últimas es donde los niños consumen más productos procesados. Estos menores, según ha avisado Carcedo, tienen mayor riesgo de padecer obesidad y enfermedades relacionadas con esta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información