Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez profesionales de la educación declaran ante los tribunales en Pamplona por las clases de igualdad

El programa obligatorio Skolae trata la coeducación, la violencia, los roles de género y la sexualidad y fue recurrido en octubre

Concentración en Pamplona en apoyo al programa Skolae,este viernes.
Concentración en Pamplona en apoyo al programa Skolae,este viernes.

Varios cientos de personas se han concentrado este viernes frente al Palacio de Justicia de Pamplona para mostrar su apoyo a las diez personas que han sido citadas a declarar como testigos en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra por su participación en el desarrollo del programa de educación Skolae. Los redactores del programa educativo y los tutores han entrado al Palacio de Justicia de Pamplona antes de las 10 de la mañana, acompañados por representantes del Gobierno de Navarra y entre  aplausos y gritos de Skolae aurrera (Adelante skolae).

Este programa que ha sido recurrido lleva a las aulas la coeducación, es decir, enseñanzas de igualdad entre hombres y mujeres, diversidad sexual, roles de género, erradicación de las violencias, discriminaciones y exclusión. Skolae se puso en marcha de manera experimental en el curso 2017-18 en una decena de centros educativos y posteriomente se amplió a 116 centros de la red pública y concertada durante este último curso. No es una asignatura concreta, ni un horario, el programa forma a profesores para trasladar a las aulas la igualdad, el respeto a la diversidad y la prevención de la violencia machista. 2.200 docentes han pasado ya por esta formación a cargo del departamento de Educación

La concentración para acompañar a los citados a declarar ha sido convocada por los sindicatos CC OO, CGT, ELA, ESK, LAB, Steilas y UGT, y han acudido también representantes de Partido Socialista de Navarra, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos.

El Plan de Coeducación para los centros navarros lo aprobó en 2017 el Gobierno de la comunidad (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y ha suscitado numerosas críticas por parte de la oposición, liderada por Unión del Pueblo Navarro (UPN), el PP, y el rechazo de la Concapa (confederación católica de padres de alumnos). Desde UPN han venido sosteniendo que están a favor de una educación igualitaria, pero no de fomentar “un pensamiento único y sin consenso". Los contrarios al programa presentaron un recurso en octubre de 2018 para que Skolae no sea obligatorio. A UPN y PP también les ha molestado que el programa tiene un apartado sobre la “curiosidad sexual y juegos eróticos infantiles”.

Skolae ha provocado un fuerte debate político el último curso debido a la frontal oposición de UPN y PP al proyecto. En su programa electoral, la coalición Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) lleva como uno de los puntos clave en materia de educación la supresión de Skolae. El resto de partidos, que suman 30 escaños en el Parlamento que se constituye este miércoles, respalda el programa. De hecho, el PSN, que actualmente trata de buscar la investidura de su candidata María Chivite, apuesta por la extensión obligatoria de Skolae a todos los centros concertados. El departamento que dirige María Solana en funciones ofrece a la red concertada el programa, pero es voluntario para ellos.

Esta mañana, los convocantes a favor de Skolae, han leído un comunicado en el que exigen "la paralización del acoso y derribo al que se está sometiendo a los compañeros que desarrollan el proyecto Skolae y que hacen su trabajo con rigor y profesionalidad". En su opinión, "resulta totalmente sonrojante e indignante que diez profesionales de la educación tengan que ir a declarar por defender la igualdad, la erradicación de la violencia hacia las mujeres, la diversidad y la libertad". Además, han exigido al próximo Gobierno de Navarra que "siga con el programa Skolae en todos los centros educativos públicos y concertados".

Por su parte, la Concapa ha señalado que "los procesos judiciales iniciados contra Skolae por familias navarras y por Concapa denuncian la aplicación totalitaria de un programa ideológico por parte del Gobierno de Navarra; no se denuncia a ningún docente". "Los docentes son llamados en calidad de testigos, como en cualquier juicio, no son imputados y nadie actúa en su contra", ha remarcado. En este sentido, ha criticado que la consejera de Educación en funciones, María Solana, "ha atacado este proceso judicial iniciado por las familias dando a entender falsamente que estos docentes están siendo atacados para hacer recaer, una vez más, sobre las familias, el papel de verdugos".

Los sindicatos convocantes han asegurado que, "frente a la intolerancia de los sectores más retrógrados de la sociedad", responderan de manera unitaria. "No consentiremos ataques ni a la educación ni a la igualdad ni a la justicia social",  han afirmado. Y han destacado que la ley orgánica de Educación, la ley de igualdad y la de violencia de género así como la ley foral para la igualdad social de personas LGTBI+ y la ley foral de igualdad "marcan la necesidad de abordar en los centros escolares" estas enseñanzas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >