Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sarampión irrumpe en Madrid y Guadalajara con casi 40 casos en un mes

Las dos provincias sufren varios brotes originados por personas que contrajeron la enfermedad en el extranjero

Una pediatra vacuna a un niño, en una imagen de archivo.
Una pediatra vacuna a un niño, en una imagen de archivo. GETTY

Tras un primer trimestre del año relativamente tranquilo, el sarampión ha disparado su incidencia en España en las últimas semanas. Si Cataluña informó hace unos días de que dos brotes aún activos han causado al menos 19 casos en abril en la provincia de Barcelona, ahora son las de Madrid y Guadalajara las que han registrado un cúmulo de pequeños brotes que han afectado a más de 40 personas, han confirmado la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla-La Mancha. Los responsables de salud pública de ambas administraciones consideran “muy probable” que la propagación de la enfermedad en las dos provincias esté relacionado dado “el intenso movimiento de personas que existe entre ambas”.

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que provoca, tras un periodo de incubación de cuatro a 12 días, un primer episodio de fiebre alta, dolor de garganta y conjuntivitis al que sigue una erupción cutánea. Las complicaciones, principalmente respiratorias pero también neurológicas, son comunes y la mortalidad se estima en el 0,2%, casi siempre niños.

Madrid, que solo había registrado seis casos en el primer trimestre del año, ha visto como a medida que avanzaba el mes de abril crecía el número de diagnósticos hasta alcanzar los 17, un incremento que “está siendo analizado”, informó la Dirección General de Salud Pública. Una docena de los afectados ha requerido atención hospitalaria y dos son menores de un año.

Los expertos insisten en que son los bebés los que más necesitan la llamada “protección de rebaño” que ofrecen las altas tasas de vacunación, ya que a partir de los seis meses pierden la inmunidad que les ha transmitido la madre y no pueden ser vacunados hasta el primer año.

Cuatro de los casos diagnosticados en Madrid han sido personas que han contraído el virus en el extranjero, dos de ellos en Ucrania, uno en Italia y otro en Francia. Ha sido a partir de estos casos que el virus ha ido contagiando a otras personas. Las dos agregaciones más destacadas han sido dos brotes familiares de siete y cuatro casos, respectivamente, según Salud Pública de Madrid. En cuatro ocasiones, los enfermos tenían relación con la provincia de Guadalajara.

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla-La Mancha, por su parte, confirmó que son 22 las personas afectadas por el sarampión en esa provincia durante los últimas semanas. “Todas ellas personas de mediana edad, nacidas antes de 1980”, explicó un portavoz.

Fuentes de las dos comunidades explicaron que “las coberturas vacunales son elevadas, cercanas al 95%” y que en ambos casos los contagios afectan “a las pequeñas bolsas de población no inmunizadas, más por cuestión de edad que por la casi nula influencia en estas provincias del colectivo antivacunas”.

“Son brotes pequeños y autolimitados porque tenemos buenas coberturas vacunales que frenan la expansión de la enfermedad”, sostiene Esther Redondo, coordinadora de actividades preventivas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Esta especialista recomienda a las personas nacidas a principios de los años 70 comprobar de pequeños recibieron  “dos dosis de la vacuna”. “Si no fue así o no tienen forma de comprobarlo, es aconsejable que aprovechen su próxima visita al médico de cabecera para comentárselo. Él decidirá si puede ser de interés hacer una prueba serológica y, en su caso, administrar una dosis”, concluye Redondo.

“Consideramos que los nacidos antes de 1970 están inmunizados porque estuvieron en contacto con el virus de niños y que las personas más jóvenes ya han sido vacunadas. Pero las campañas no se desarrollaron igual en todas partes y hay pequeños grupos de adultos de mediana edad que siguen sin inmunizar. Ellos son en estos casos quienes pueden contraer la enfermedad", añade Redondo.

Esta especialista recomienda a las personas nacidas a principios de los años 70 comprobar si recibieron “dos dosis de la vacuna”. “Si no las recibieron o no tienen forma de comprobarlo, es aconsejable que aprovechen su próxima visita al médico de cabecera para comentárselo. Él decidirá si puede ser de interés hacer una prueba serológica y, en su caso, administrar una dosis”, concluye Redondo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información