Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos brotes activos causan 19 casos de sarampión en un mes en Cataluña

La comunidad ha registrado 30 casos y nueve hospitalizaciones por la enfermedad desde enero

Microfotografía electrónica coloreada del virus del sarampión infectando una célula.
Microfotografía electrónica coloreada del virus del sarampión infectando una célula. science photo library

Dos brotes aún activos han provocado en el último mes al menos 19 casos de sarampión en Cataluña, según han confirmado este jueves fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat. El mayor de ellos, con 14 afectados, se ha producido en la zona del Penedès y el segundo en Rubí, ambos en la provincia de Barcelona. El Gobierno catalán confía en que ambos brotes estén cerca de llegar a su fin.

Desde principios de año, Cataluña ha sufrido 30 casos de sarampión, de los que nueve —tres de ellos menores de un año— han requerido hospitalización. Todos los afectados se han restablecido, según Ana Martínez, jefa de servicio de Epidemiología de la Generalitat. Tres de los enfermos pertenecen al personal sanitario.

Cataluña se ha convertido así este año en la comunidad más afectada por el sarampión y toma el relevo a la Comunidad Valenciana, que en 2018 registró la mitad de los 224 casos contabilizados en España, según datos del Instituto Carlos III. Todos los contagios están relacionados con personas que adquirieron el virus en el extranjero y que, tras regresar, iniciaron cadenas de contagio entre personas no inmunizadas.

El sarampión es una enfermedad muy infecciosa causada por un virus de la familia de los paramixovirus. Se transmite por gotas microscópicas de saliva que quedan suspendidas en el aire. Tras una incubación que suele ir de cuatro a 12 días, provoca en un primer momento fiebre alta, dolor de garganta y conjuntivitis, tras lo que el paciente sufre una erupción cutánea.

Las complicaciones son comunes y la mortalidad asciende al 0,2% de los afectados, casi siempre niños pequeños. “Las complicaciones más frecuentes son de tipo respiratorio, como bronquitis y neumonía”, explica Marta Andrés Santamaría, jefa de Infecciones del Consorcio Sanitario de Terrassa, en cuyo hospital fueron ingresados tres pacientes de Rubí. “El virus también puede causar complicaciones neurológicas más graves y, en mujeres embarazadas, muerte fetal”, añade.

La Generalitat ha ofrecido pocos detalles de los brotes, a la espera de la publicación de un comunicado. El brote del Penedès afecta a varias localidades de la comarca. Entre los afectados hay niños menores de 12 meses, adultos que no sabían que no estaban vacunados —principalmente personas de más de 40 años que no pasaron la enfermedad en su infancia— y adolescentes y adultos jóvenes que no habían sido inmunizados.

“Los bebés pasan por un periodo de riesgo importante a partir del sexto mes de vida, que es cuando empiezan a perder la inmunidad recibida de la madre, y los 12 meses, que es cuando reciben la primera dosis de la vacuna”, explica Andrés Santamaría.

El brote de Rubí afecta a un adulto y tres niños de una familia originaria de Ecuador y a un cuarto niño de su entorno. Fuentes sanitarias explicaron que “no constan viajes recientes a su país”, por lo que el contagio se ha producido en España. Según las mismas fuentes, dos de los niños son menores de 12 meses.

Cataluña ha investigado en lo que va de año 61 casos sospechosos de sarampión, de los que 30 han sido confirmados. La Generalitat no descarta que esta cifra pueda aumentar en los próximos días. Los casos confirmados tienen una media de 29 años, aunque el más joven era un bebé de apenas cinco meses y el mayor un adulto de 59 años.

El sarampión ha vivido en los últimos años un importante repunte en Europa. Los más de 80.000 casos registrados en 2017 triplicaron los del año anterior, según la última recopilación de datos de la Organización Mundial de la Salud. Parte del crecimiento se explica por los problemas de los sistemas de salud pública de países del Este de Europa como Ucrania —el más afectado— y Rumania.

En Europa Occidental, en cambio, es más común la influencia de los movimientos antivacunas. Italia —que llegó a imponer la vacunación obligatoria— y Francia, con 2.500 y 2.900 casos, respectivamente, son los países con mayor incidencia del sarampión el año pasado, según el último informe completo del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades. En España, la incidencia se ha mantenido notablemente menor con los 224 casos registrados en 2018.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información