Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre de la erasmus desaparecida en París pide evitar “especulaciones gratuitas”

La familia exige respeto a la “intimidad” de la joven y solicita ayuda para localizarla “en París o sus alrededores”. Por el momento no se ha efectuado ningún arresto

Natalia Sánchez Uribe.
Natalia Sánchez Uribe.

La familia de Natalia Sánchez Uribe, la estudiante española de 22 años que desapareció el 1 de mayo en París, donde estaba acabando un curso de intercambio del programa Erasmus, ha agradecido este miércoles la “solidaridad” que ha despertado el caso y ha pedido la colaboración ciudadana para encontrar a su hija. Al mismo tiempo, ha solicitado que se respete la “intimidad” de la joven y, a falta por el momento de informaciones oficiales sobre nuevas pistas en la investigación que realiza la policía francesa -en cooperación con la española-, que por el momento no ha realizado ninguna detención, ha pedido que no se convierta la cobertura sobre su desaparición en una espiral de “especulaciones gratuitas”.

“Agradeceríamos que se eviten hipótesis o especulaciones gratuitas. Cualquier información se debe comunicar a la Guardia Civil o al teléfono de la Fundación Quién Sabe Dónde”, ha dicho el padre de Natalia Sánchez en un mensaje de voz de un minuto difundido por esta organización, una de las primeras en alertar de la desaparición de la joven.

Natalia Sánchez Uribe, que estudiaba desde septiembre en la Escuela de Economía de la Sorbona, desapareció el 1 de mayo, cuando se estaba mudando del apartamento en el distrito XIV de París donde había vivido alquilada hasta entonces hasta el domicilio de una amiga. Una decisión que ha causado una cierta sorpresa puesto que a la joven no le quedaban más que 15 días para acabar el curso y, además, esta semana debería haber realizado los exámenes finales. Amigos de la estudiante declararon en los primeros momentos de su desaparición que en los últimos tiempos había dicho que se sentía perseguida y observada.

El martes, la fiscalía de París confirmó que ha abierto una investigación por “desaparición inquietante”, un procedimiento que pueden solicitar los familiares cuando consideran que la desaparición no es voluntaria. El caso está en manos de la Brigada de represión de la delincuencia contra personas, una unidad especial de la policía judicial. La noche del martes, efectivos de la policía criminal efectuaron un registro del apartamento de la joven y se llevaron varias bolsas con material, según pudieron comprobar periodistas apostados ante la vivienda. También el dueño del apartamento, que dice que la joven nunca acudió a la cita que tenían el 2 de mayo para hacer la devolución del piso, se marchó con los agentes. Fuentes judiciales confirmaron este miércoles a EL PAÍS que por el momento “ninguna persona ha sido arrestada o puesta bajo custodia provisional en el marco de esta investigación”.

Según la Oficina de Información Diplomática, encargada de canalizar la información del caso, por el momento no hay novedades. Fuentes de la Guardia Civil dijeron a la agencia Europa Press que los agentes franceses están realizando “interrogatorios al entorno más próximo de la desaparecida en París”, algo que constituye “un procedimiento habitual” en casos de desapariciones.

El consulado español en París está acompañando a la familia de Natalia Sánchez, que se ha desplazado hasta la capital gala, en todos los procedimientos, según fuentes diplomáticas. “Estamos en París, porque aquí es donde es necesario centrar todos los esfuerzos para encontrar a Natalia”, ha confirmado su padre en el mensaje de voz. Para ello, agrega, “agradecemos cualquier información que ayude a situar a Natalia en algún lugar de París o alrededores”. Según la Agencia Efe, la universidad francesa informó en un correo electrónico del hallazgo, el lunes, de la mochila de la joven con su teléfono móvil y el ordenador portátil dentro, extremo por el momento no confirmado por las autoridades galas, que mantienen un fuerte hermetismo en torno al caso. En su mensaje, los padres de Natalia Sánchez también han pedido que se “respete la intimidad” de su hija y no se difundan por tanto ni datos ni imágenes de sus redes sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información