Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez lleva a una perra como testigo en un juicio por maltrato animal

El animal permaneció 21 horas en un contenedor hasta que fue rescatado por unos vecinos

La perra, este martes en la sala durante el juicio.

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife celebró este martes un juicio en el que ocurrió algo insólito. Se trataba de un caso de maltrato animal cuya vista fue celebrada en el Juzgado de lo penal Número 1 y en el que comparecieron una pareja acusados de maltratar a una perra de raza pitbull. Durante la fase de instrucción se siguieron los procedimientos habituales (toma de declaración de testigos, policías y peritos veterinarios) pero lo que causó sorpresa, incluso en el Ministerio Fiscal, fue que la jueza encargada el caso, Sandra Barrera, ordenara que la perra estuviera presente en la sala de vistas.

Milagros, así se llama el can, acudió acompañada por su actual cuidadora y permaneció en la sala hasta que terminara el juicio. La fiscal de Medio Ambiente de la provincia, Francisca Sánchez, se encargó de aclarar a los asistentes que "obviamente la testigo no puede hablar", pero que iban a hacerlo por ella tanto la acusación pública como un médico forense, que expusieron a la juez las lesiones que había sufrido y cómo se encuentra en la actualidad, informa Efe.

Los hechos sucedieron en octubre de 2012 en Santa Cruz de Tenerife, cuando la perra fue objeto de un feroz ataque por parte de otros canes también propiedad de los acusados, resultando gravemente herida por mordeduras en el cuello, torso, patas y otras partes del cuerpo. Según el informe de la Fiscalía, los dos acusados prefirieron deshacerse de la perra antes que llevarla al veterinario, por lo que la metieron de una maleta tipo trolley dejando la cabeza del animal por fuera y la arrojaron a un contenedor de basura.

La perra permaneció por espacio de 21 horas en el contenedor hasta que fue rescatada por unos vecinos. El estado del animal era crítico e incluso los veterinarios no pudieron suturar las heridas al estar altamente contaminadas, por lo que permaneció hospitalizada más de un mes. La Fiscalía considera que los acusados son autores de un delito de maltrato de animales domésticos y solicita la pena de un año de prisión. Uno de ellos, Segio M.J., declaró por videoconferencia desde Sevilla, donde se encuentra en prisión preventiva tras ser detenido por su implicación en otros hechos, en este caso un robo.

En cuanto al motivo por el que la jueza ordenó la presencia de la perra en la sala, lo explica en la solicitud de la autorización cursada al presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, a la que ha tenido acceso EL PAÍS. En el documento, asevera que la presencia de la perra Milagros es necesaria para que "la paciente sea examinada y testada por el perito veterinario y a fin de que en la puerta del Palacio de Justicia no se le impida el acceso".

Un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha explicado a Efe que la decisión de hacer comparecer a un perro en el juicio como "testigo", una medida muy poco habitual en la Justicia española, cuando no inédita, se tomó con el acuerdo de todas las partes, que lo consideraron un buen gesto de cara a concienciar a la sociedad sobre el problema del maltrato animal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información