Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi ampliará el permiso de paternidad a 16 semanas desde el otoño

El Gobierno vasco prepara un decreto para igualarlo desde este año al de maternidad

Un padre pakistaní da este martes el biberón a su bebé recién nacido en San Sebastián.
Un padre pakistaní da este martes el biberón a su bebé recién nacido en San Sebastián.

El mismo día que entraba en vigor en España el permiso de paternidad de ocho semanas para todos los padres, el Gobierno vasco decidía ir más allá y adelantar en Euskadi la equiparación de esta prestación con la de maternidad. El Ejecutivo de Iñigo Urkullu aprobará este otoño un decreto que ampliará a 16 semanas el permiso para los progenitores distintos de la madre biológica, algo que está previsto en el resto de España en 2021, según el decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 1 de marzo.

Inicialmente, el Gobierno vasco había previsto conceder desde este año el permiso de paternidad de 16 semanas solo a los padres de segundos hijos y sucesivos, pero la implantación de la normativa estatal ha llevado a extender las ayudas a los padres primerizos. Esta opción no estaba contemplada en el IV Plan de Apoyo a las Familias del País Vasco hasta 2020, pero el ahorro económico que supondrá la aplicación de la nueva regulación estatal ha precipitado la decisión de conceder 16 semanas de permiso a todos los casos, incluidos los que se estrenen como padres.

La medida fue anunciada este lunes por el Departamento vasco de Política Social, en cuanto se hizo efectiva la disposición que amplía los permisos de paternidad de cinco a ocho semanas, y que los extenderá de forma progresiva hasta equipararlos a los de maternidad (16 semanas) en 2021. Esta medida está incluida en el Real Decreto ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades en el empleo y la ocupación, que deberá ser convalidado este miércoles por la diputación permanente del Congreso.

El decreto vasco que está en elaboración contemplará la concesión de "una subvención destinada a compensar económicamente la pérdida de ingresos" motivada por la excedencia de los cónyuges no gestantes, que iguale este periodo a los actuales permisos de maternidad regulados en el conjunto de España. "Se beneficiarán los cónyuges no gestantes, en su mayoría padres, que tenga hijos a partir de la publicación del nuevo decreto, incluidas las familias primerizas. Adelantamos así la aplicación para aquellas familias que tengan su primer hijo, algo que estaba previsto [en Euskadi] en 2022", afirmó la consejera Beatriz Artolazabal.

Los permisos de paternidad de 16 semanas también serán aptos para las familias monoparentales, "al hilo de las que existen en los países más avanzados de Europa", aseguró la consejera. El contenido del futuro decreto, aún en elaboración, también recogerá medidas para favorecer a las familias numerosas, aquellas con algún miembro con discapacidad superior al 50% y con alguna persona que ha sido víctima de violencia de género.

Dos padres con sus bebés en brazos.
Dos padres con sus bebés en brazos.

La normativa vasca establecerá que el permiso de paternidad deberá disfrutarse en los 12 meses inmediatamente posteriores al parto, y en un periodo distinto al del permiso de maternidad. La Seguridad Social se hace cargo de las prestaciones de paternidad durante las primeras ocho semanas y el resto del permiso, que irá con cargo al Gobierno vasco, se financiará mediante la fórmula de la excedencia retribuida y voluntaria. De este modo, a partir de la octava semana de permiso, los padres deberán solicitar una excedencia hasta llegar a las 16 semanas.

La ayuda económica que concederá el Gobierno vasco será "equivalente a la prestación que percibió durante el permiso de nacimiento y cuidado de la persona menor", explica Artolazabal. El Ejecutivo autonómico calcula que deberá hacer frente a un gasto de unos 20 millones anuales para costear las ocho semanas extra de permiso paternal.

Además de esta medida, el Gobierno vasco ha dado luz verde a un decreto que regula las ayudas económicas dirigidas a las familias con hijos que amplía y mejora las recogidas en otro anterior de 2015. Los padres y madres pasarán a cobrar durante tres años las ayudas por el segundo descendiente. "Se trata de favorecer que las personas jóvenes puedan desarrollar su proyecto de vida independiente", comenta la consejera vasca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información