Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre por el asesinato de su compañera en Alicante

La pareja, de nacionalidad húngara, llegó a España tan solo tres horas antes de la muerte

Entrada de la urbanización alicantina Ciudad Quesada de Rojales.
Entrada de la urbanización alicantina Ciudad Quesada de Rojales.

Apenas tres horas después de aterrizar en el aeropuerto de Alicante, una mujer de unos 40 años y origen húngaro fue encontrada muerta en un apartamento en la urbanización Pueblo Bravo de Rojales (Alicante). Su pareja, de 49 años y de la misma nacionalidad, ha sido detenido por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de homicidio.

Según fuentes de la investigación, unos billetes de avión encontrados en el apartamento indicaron que la pareja llegó al aeropuerto alicantino en torno a las seis de la tarde de este lunes. Desde allí, se trasladaron a un apartamento situado en Pueblo Bravo, una de las urbanizaciones que forman el gran complejo residencial y turístico de Ciudad Quesada, situado a unos 40 kilómetros del aeródromo y muy próximo a municipios como Guardamar del Segura o Torrevieja.

Ni la víctima ni su presunto agresor estaban empadronados en el municipio de Rojales, aunque no se ha podido confirmar si eran turistas de vacaciones o si pretendían establecerse en España. La zona en la que se alojaron, Ciudad Quesada, es un complejo con gran número de urbanizaciones, chalés y apartamentos especialmente destinado al público extranjero, mayoritariamente británicos y alemanes.

Poco después de instalarse, según las fuentes consultadas, se produjo una fuerte discusión, de la que no han trascendido las causas. En torno a las 21.15 horas, un amigo del detenido, también húngaro, llamó al 112 y alertó de que la mujer se encontraba inconsciente en el domicilio, con evidentes signos de violencia. "Al parecer", detallaron las mismas fuentes, "el hombre fue a buscar a este amigo para que le indicara qué debía hacer".

En el lugar de los hechos se personaron agentes de la Policía Local de Rojales, que encontraron a la fallecida en el suelo y sin señales de vida, por lo que procedieron a avisar al SAMU y a la Guardia Civil de Almoradí. Los efectivos sanitarios no pudieron hacer nada para salvar la vida de la mujer, que estaba llena de heridas, aunque no se ha precisado con qué se efectuaron. Posiblemente, no eran de arma blanca ni de disparos de arma de fuego, tal como publica la agencia Efe.

Según las fuentes consultadas, los agentes también encontraron heridas en el cuerpo del supuesto agresor, también sin determinar. La investigación está ahora en espera de que se practique la autopsia a la fallecida, mientras que su pareja ha sido trasladado a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, donde permanecerá hasta pasar a disposición judicial.

Fuentes del Ayuntamiento de Rojales han confirmado que están a la espera de conocer el resultado de la investigación para organizar un acto de repulsa contra la violencia machista frente al consistorio local. Si finalmente se ratificara que se trata de un caso de violencia machista, la víctima se sumaría a las otras 13 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde enero de 2019, en espera de que se confirme el caso de Romina Celeste, una joven paraguaya cuya muerte está aún bajo investigación policial.

Desde 2003, primer año del que hay estadísticas oficiales, han sido asesinadas 989 mujeres. Los niños muertos por la violencia machista se incluyeron en 2013, y desde entonces han sido asesinados 27 menores y 236 han quedado huérfanos.

El número de atención a las víctimas de violencia de género es el 016. No deja rastro en la factura del teléfono, aunque debe eliminarse del registro de llamadas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información