Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ingresa en prisión el padre de los dos niños de Godella por asesinato

La autopsia confirma que los hermanos murieron tras ser golpeados en la cabeza

En vídeo, comienzan las declaraciones por el crimen de los dos hermanos en Godella.

Gabriel Carvajal, padre de los dos niños de tres años y de cinco meses cuyos cadáveres fueron localizados el pasado jueves en el municipio valenciano de Godella, ingresará en prisión comunicada y sin fianza por el supuesto asesinato de los menores. Así lo ha decretado este sábado el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Paterna, que investiga el suceso. El sospechoso, que eludió las cámaras al entrar al juzgado, se acogió a su derecho a no declarar, pero sí lo hicieron en calidad de testigos dos amigas de María Gombao, madre de los pequeños, que permanece detenida e ingresada en la unidad psiquiátrica de un hospital valenciano. El magistrado no tomará una decisión con respecto a la madre de los menores hasta que la interrogue este domingo.

El padre fue trasladado al juzgado a primera hora de la mañana de ayer y, una vez el forense dictaminó que estaba en condiciones de declarar, fue interrogado por el magistrado, asistido por un abogado del turno de oficio. También estuvo presente la abogada de la Gombao.

 Los progenitores de Amiel e Ixchel, los dos menores asesinados, fueron detenidos hace dos días como sospechosos de homicidio. El cambio de calificación a asesinato se explica porque existe alevosía intrínseca en la muerte de los menores por el hecho de ser niños tan pequeños y sin posibilidad de defensa frente a una agresión, según fuentes judiciales.

La autopsia realizada a los menores encontrados el pasado jueves muertos y enterrados, dentro y  en las inmediaciones de la casa donde vivían ilegalmente, confirma que murieron debido a los golpes recibidos, sobre todo, en la cabeza, apuntan desde la investigación.

El padre de los niños confesó en un primer momento a los agentes de la Guardia Civil que su pareja había intentado ahogar a sus hijos tras una discusión de pareja. Al final fue la propia Gombau la que condujo a los investigadores a la zona donde había sepultado por separado a los niños. La joven, de 27 años, recibía desde 2017 tratamiento psiquiátrico en el centro de salud de su localidad.

Agentes de la policía científica de la Guardia Civil continuaron hasta el viernes con sus pesquisas en la zona, especialmente en el interior de la casa abandonada, que la familia ocupaba de forma ilegal, y en las inmediaciones de los dos lugares en los que los menores fueron enterrados en el municipio de Godella.

Interrogatorio a la madre en el hospital

El juez instructor de Paterna tiene previsto interrogar este domingo a María Gombau, de 27 años, que al igual que su pareja, Gabriel Carvajal, está detenida desde hace dos días. Pero, a diferencia de él, ella permanece ingresada en el Hospital Comarcal de Llíria, una población a 25 kilómetros de Valencia y 18 de Godella, la localidad donde sucedieron los asesinatos y donde fueron hallados el pasado jueves los cuerpos de los dos hermanos.

La joven fue conducida el pasado viernes al hospital con el objeto de determinar por parte de especialistas en psiquiatría si reúne las condiciones mentales para prestar declaración o podría ser inimputable. Fuentes de la investigación apuntan que la mujer podría haber sufrido un brote psicótico esquizofrénico la noche de las muertes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información