Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ABUSOS EN LA IGLESIA

Los salesianos de Deusto reconocen que conocían desde 1989 los abusos

El colegio pide perdón "por no haber actuado con la diligencia que la gravedad de los casos requería"

Concentración en Deusto contra los abusos sexuales.
Concentración en Deusto contra los abusos sexuales.

La dirección del colegio salesiano de Deusto tuvo conocimiento a finales de 1989 de dos casos de abusos que se produjeron en el seno de la institución en la década de los ochenta. Así lo ha reconocido en un comunicado en el que la Congregación Salesiana brinda "su apoyo a las víctimas". La institución asume que la actuación del centro "fue a todas luces insuficiente" y su reitera su petición de perdón "por no haber actuado entonces con la diligencia que la gravedad de estos casos requería". También ha anunciado que muestran su apoyo a la concentración que este viernes por la tarde han convocado en la plaza de San Pedro de Deusto las víctimas de abusos.

El colegio ha reconocido que el tiempo que ha transcurrido desde que sucedieron los hechos no ha hecho otra cosa que aumentar el dolor de las víctimas. "No podemos siquiera imaginar la rabia que han podido sufrir durante todo este tiempo. A los hechos denunciados, y que estamos conociendo, se unen más de 30 años de condena en silencio, lo que hace más grave, si cabe, los sentimientos de amargura e incomprensión", recalca el comunicado.

A comienzos de año, este diario destapó casos de pederastia en dicho centro desde los años sesenta hasta la década de los noventa. Tras la publicación de la información, siete supuestas víctimas decidieron contar también su historia. Esto llevó a más exalumnos a hacer público que José María San Martín, al que sus alumnos llamaban don Chemi, había cometido abusos a lo largo de toda su estancia en el centro, desde 1975 a 1990. Tras salir de la orden, el acusado ha continuado trabajando en campamentos con menores hasta fechas muy recientes.

Pese a que el centro ha admitido que tiene constancia de estos abusos desde 1989, una víctima ha asegurado a EL PAÍS que don Chemi abusó de él en 1975. La madre del abusado en esa fecha fue a hablar con el director, “quien tapó el asunto”, según asegura esta víctima. A la veintena de denuncias que ya se han puesto contra los tres clérigos salesianos (don Chemi, otro compañero docente y el director de aquella época, Luis Rojo), se suma la advertencia que ha hecho otra decena de exalumnos de que acudirán a las autoridades para contar sus casos.

En el comunicado, que se produce después de que este diario publicara que varios exalumnos han denunciado al sacerdote y exdirector Luis Rojo y a otro religioso más, el centro asegura que no "cejará en su empeño de seguir investigando y actuar en consecuencia". Algo que "es un compromiso que la Congregación ha asumido y que llevará a cabo hasta el final". El colegio asegura que está escuchando a las víctimas que se han dirigido a ellos y hace un llamamiento a todos para que les contacten, porque "quieren escucharles y ayudarles".

El centro creará una comisión externa de investigación

El colegio sostiene que está recabando información, hablando con las víctimas y con diferentes personas que hace 30 años formaban parte de la comunidad educativa. "Hemos contactado con la Ertzaintza para colaborar en lo que se nos demande en el curso de las investigaciones que se están llevando a cabo". Además, la congregación ha precisado que va a crear una comisión externa de ayuda a las víctimas, y que "estará formada por especialistas en Derecho y Psicología que les apoyarán y asesorarán".

Marisol es una de las madres que, tras conocer lo sucedido, fue a hablar con el director del colegio en 1989. “Recibí una llamada del AMPA y me dijeron que un niño decía que sufría abusos de don Chemi y que mi hijo también podía estar siendo abusado”, explica. Cuando fue al colegio junto a su marido les recibió el director “sorprendido” por la noticia. La madre cuenta que bajaron al despacho de don Chemi para hablar con él y que diera una explicación de lo que estaba pasando. “Al principio lo negó, pero luego intentó justificar que pudo ser un malentendido porque su madre había muerto y necesitaba el cariño de los niños. Acabó poniéndose de rodillas y pidiendo perdón”, cuenta Marisol.

Tras la entrevista, volvieron junto al director a su despacho para seguir hablando. “Le pedimos que lo apartase de las clases y nos dijo que investigaría lo sucedido. Nunca más volvimos a ver a don Chemi”, narra. La institución espera que "el paso del tiempo no sea una excusa para dejar en el olvido los hechos denunciados". Y agradece "el valiente paso que han dado las víctimas". En el comunicado, el colegio cita al papa Francisco: "Mirando hacia el pasado nunca sería suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información