Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fraile del Camino de Santiago se insinuó a otra menor pero ella lo bloqueó en Facebook

Los peritos describen en el juicio la situación de "exclusión" de la familia de las supuestas víctimas de abuso del franciscano, una chica de 16 años y su primo discapacitado

Fraile O Cebreiro
José Q.A. llega a la Audiencia Provincial acompañado de su procuradora (izquierda) y su abogada.

En el tiempo en el que el fraile franciscano José Q.A. desplegó su labor religiosa en el santuario de O Cebreiro (Lugo), también se insinuó a otras mujeres, e incluso a una menor, diferentes de la chica de 16 años de la que presuntamente abusó y por la que ahora se sienta en el banquillo de los acusados. Varias vecinas de la zona han testificado hoy miércoles en la Audiencia Provincial de Lugo, además de forenses, guardias civiles y una trabajadora social, y al final de la mañana el juicio ha quedado visto para sentencia. La fiscal del caso, Lucía Girón, ha elevado a definitiva su petición de 17 años para el fraile, mientras que la abogada defensora, Ana Burgo, ha pedido la libre absolución e insiste en la "inocencia" del franciscano. La fiscalía lo acusa de abusar sexualmente de la vecina de 16 años y de su primo con discapacidad psíquica. También de elaborar material pornográfico, supuestamente con las fotos tomadas durante los encuentros con la muchacha, que la mayoría de las veces tenían lugar en la sacristía del templo prerrománico de O Cebreiro, entrada del Camino de Santiago a Galicia.

En la primera sesión del juicio, que se inició el martes y hoy ha quedado visto para sentencia, el fraile había relatado que el primer encuentro sexual con la menor había tenido lugar en la sacristía, que tenía lumbalgia por descargar un camión de cirios, y que la chica se ofreció a darle "un masaje". Sufría "una profunda depresión" y "perdí el norte", zanjó. Aunque posteriormente manifestó que la niña conseguía dinero por "estar con otras personas" y que las relaciones (fechadas entre noviembre de 2014 y febrero de 2015) eran "consentidas". En ese momento el franciscano fue detenido por la Guardia Civil e ingresó en prisión provisional.

Hoy varias vecinas han reconocido que contactaban a través del Facebook con el franciscano, y una de ellas, que por aquellas fechas tenía 16 años, como la supuesta víctima del fraile, lo bloqueó ante las insinuaciones realizadas por este en las redes. Los psicólogos de la Guardia Civil, que han declarado desde Madrid por videoconferencia, recuerdan que el primo les contó un encuentro con el fraile y la menor con la que este mantenía relaciones en una casa propiedad de la familia del religioso en Ourense. “Su prima le había dicho que el cura les iba a dar dinero”, han expuesto los agentes. El joven les relató que comieron, bebieron, y hubo “un contacto sexual entre él y su prima”, con una “tentativa de penetración por detrás” por parte del religioso.

Informáticos de la Guardia Civil detectaron que el religioso navegaba por páginas de pornografía y conservaba archivos

Otro equipo de guardias civiles, especialistas en informática, han descrito la gran actividad del fraile en el manejo de internet y explicaron que en el rastreo de sus dispositivos electrónicos, además de 114 fotos de la pequeña, aparecieron unas 23.000 imágenes. Detectaron que navegaba por páginas de pornografía y conservaba archivos.

La trabajadora social del Ayuntamiento de Pedrafita do Cebreiro (donde se encuentra el santuario, desde hace una década a cargo de los franciscanos) ha atestiguado que ambos jóvenes vivían en una aldea a 10 kilómetros de la capital municipal, y que tenían “poca relación con los vecinos”, aunque eran “cordiales”. Ha admitido en el caso de la menor que podría sufrir “carencias afectivas”, motivadas por un entorno familiar prácticamente en situación de exclusión social. Durante el tiempo en que mantuvieron relaciones, la fiscalía calcula que el fraile entregó a la muchacha unos 900 euros y al primo, 150 la vez que lo acompañó a su casa de Ourense.

Las psicólogas del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) han asegurado que el testimonio del joven con discapacidad acerca del intento de penetración que el fraile niega, es “creíble”. Y sobre la menor han dicho que posee “un nivel intelectual bajo”. La fiscal del caso habla de "cociente intelectual muy próximo a la capacidad límite".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >