Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Espero que el Gobierno recapacite”

Mario Armero, vicepresidente de la patronal del automóvil (Anfac), asegura que no conocía el plan del Gobierno de prohibir la venta de coches de combustión

Manuel Armero, vicepresidente de ANFAC, en la redaccion de El Pais.
Manuel Armero, vicepresidente de ANFAC, en la redaccion de El Pais.

Tras conocer los planes del Gobierno, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la patronal de fabricantes de automóviles Anfac, urgía a mantener una “reunión” con el Ministerio de Transición Ecológica.

Pregunta. ¿Conocía el plan?

Respuesta. No sabíamos nada. Hace un mes los ministerios de Industria y de Transición Ecológica constituyeron un consejo estratégico de la automoción con los agentes del sector para desarrollar medidas en movilidad, de inversiones en España y fiscalidad. Desde entonces se han tramitado dos proyectos en los que no se ha consultado ni al sector ni a ese consejo. Van mucho más allá que la Unión Europea.

P. Pero en Francia y Reino Unido plantean el mismo horizonte.

R. En Reino Unido hay una discusión, pero va acompañada de un paquete de 1.500 millones de libras para apoyar la electrificación. En España se han dedicado 73 millones en siete años al coche eléctrico. Es chocante.

P. ¿Ve factible el plan?

R. No lo sé, pero espero que el Gobierno recapacite y analice todos los elementos. Por ejemplo, habla de prohibir todas las subvenciones a los combustibles fósiles. En España hay una deducción para las flotas de renting de bajas emisiones. ¿Se va a retirar?

P. ¿Le sorprende que los vehículos híbridos de gasolina y de gas también queden afectados?

R. Sí. Parece que la iniciativa gira solo en torno al CO[LETRA_INF]2 [/LETRA_INF]y olvida la calidad al aire [en referencia a los óxidos de nitrógeno]. El enfoque ha de ser integral como demandan las ciudades. El gas tiene un buen efecto para reducir el NO[LETRA_INF]2[/LETRA_INF] y es un elemento importante para el transporte profesional e interurbano. No se pueden hacer normativas pensando en que España es Madrid y Barcelona.

P. La infraestructura puede estar preparada para 2040.

R. Creo que sí, porque hay nuevos planes por parte de Iberdrola, de Endesa, de Repsol… Pero hoy hay 1.500 puntos de recarga en España y hacen falta 200.000, además de una fiscalidad favorable.

P. ¿Las plantas españolas corren riesgo con esos planes?

R. Las plantas españolas ya han aguantado el proceso de reducción del diésel, que aquí ha sido más fuerte que en otros países europeos. Estamos sorprendidos y muy preocupados en cuanto a la incidencia en inversión en modelos. El ciclo de vida de un vehículo es de ocho años. Las marcas necesitan tiempo para adaptarse al nuevo contexto y acoger vehículos alternativos y eléctricos. Lo que no hay que hacer son anuncios que pueden confundir, porque las ventas pueden retroceder.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >