Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Tenerife juzga a un hombre que se fue de copas tras matar a su pareja

El presunto asesino, que mantenía una relación paralela con otra mujer, también asistió a un espectáculo de humor

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en una foto de archivo.
La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en una foto de archivo. Europa Press

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife juzga a un hombre acusado de haber matado a golpes a su pareja y de haber incendiado la casa en la que vivían. Solo cinco horas después, el presunto asesino, que llevaba una doble vida, quedó con otra mujer con la que mantenía una relación paralela para irse de copas en una céntrica zona de ocio de la isla y asistir a un espectáculo de humor en la localidad de La Laguna, según ha asegurado ella misma este martes, muy afectada, cuando ha declarado ante el tribunal, detrás de un biombo. Los hechos ocurrieron el año pasado. Ella asegura que desconocía que el hombre había acabado con la vida de su otra pareja. La Fiscalía pide 25 años de prisión para el acusado por un delito de asesinato. 

La segunda sesión del juicio ha dejado testimonios muy duros. Especialmente, con la declaración de la mujer que mantenía una relación con el procesado. El 3 de abril de 2017, los bomberos acudieron a sofocar un incendio en una vivienda de la calle La Rúa, en La Laguna. Tras apagar las llamas, hallaron el cuerpo de una mujer envuelto en una manta, junto a dos bombonas de butano. La Policía Nacional comenzó entonces su investigación con la pareja de la fallecida como principal sospechoso. Fue él mismo quien, al día siguiente, llamó al 112 para confesar el crimen e informar de que había intentado suicidarse, sin éxito. Es ahora, durante la celebración del juicio, cuando las piezas del puzle han terminado de encajar. 

Según el relato del presunto asesino, el día de los hechos comunicó a su pareja que mantenía una relación con otra mujer. Entonces, se entabló una discusión. En ese momento, el acusado la mató a golpes con un objeto contundente. Posteriormente, la envolvió en una manta con material inflamable y dispuso dos bombonas para hacer saltar por los aires la vivienda. Tras prender fuego a la victima, se dirigió a encontrarse con su otra pareja, quien desconocía los hechos.

En su declaración, la mujer ha asegurado que fueron de compras a centros comerciales y que él se encontraba en todo momento muy tranquilo. Pasó esa tarde y esa noche con ella. Al día siguiente, el hombre se dirigió al sur de la isla e intentó suicidarse dándose golpes con una piedra en la cabeza. Llamó al 112 y confesó. Fue detenido horas después. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información