Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una modelo demanda a Weinstein por agresión sexual cuando era menor

Su denuncia se suma a la colectiva presentada por nueve víctimas del productor de Hollywood

Harvey Weinstein
Harvey Weinstein al llegar a una de las vistas en Manhattan AP

La causa civil contra Harvey Weinstein se complica, solo tres semanas después de que el productor de Hollywood lograra que se desestimara el cargo por agresión sexual a la actriz Lucia Evans. Una modelo polaca, identificada públicamente como Jane Doe, acaba de presentar una demanda en Nueva York en la que le acusa de haber tratado violarla cuando tenía 16 años. El supuesto asalto se produjo en 2002.

Su caso se suma a una demanda colectiva que hace de paraguas a denuncias similares presentadas por nueve mujeres contra Harvey Weinstein, su productora y los estudios Miramax bajo alegaciones de agresión, daños y extorsión. La identidad real de Doe no se conoce. Solo se revela que era una aspirante a actriz y que tuvo un papel de extra en la película The Nanny Diaries, estrenada en 2004.

En el documento entregado por sus abogados para enmendar la demanda colectiva se detalla que Weinstein la llevó a su apartamento en el SoHo neoyorkino tras quedar para almorzar y que le forzó a tocarle el pene. Se habían conocido unos días antes en un evento organizado por la agencia de modelos que le representaba. La mujer asegura que le dijo su edad, pero eso no evitó que siguiera adelante con la agresión.

“No perdió el tiempo al demandarle sexo de una manera agresiva y amenazante”, se puede leer en el documento. Weinstein dejó que se marchara tras su negativa, pero sin antes decirle que si quería ser una actriz, “tendría que sentirse cómoda haciendo cualquier cosa que le pidiera el director”. También le comentó que estrellas como Penélope Cruz o Gwyneth Paltrow triunfaron gracias a él.

La demanda colectiva, de hecho, pretende demostrar cómo Harvey Weinstein utilizó su poder para convencer a las víctimas y como la negativa a responder a sus peticiones les cerró las puertas a sus carreras. “Jane Doe era virgen”, precisa el documento legal. “Le dejó muy claro que estaba renunciando a una oportunidad”, añade.

El acoso a la modelo duró durante diez años. Weinstein le insistía con mensajes de texto que era la única persona que podía hacer florecer su carrera. Hablaron, por ejemplo, de incluirla en el programa Project Runway. En otro encuentro que tuvieron en 2008, la demanda acusa al productor de masturbarse en su presencia mientras veía una actuación de Christina Aguilera en la televisión de su oficina.

Como resultado de esta conducta, la abogada de la demandante asegura que su cliente sufrió de depresión y ansiedad. Por todo esto considera que Harvey Weinstein debe responder ante la justicia. “Era un depredador sexual”, afirma. Hasta 87 mujeres le acusaron por algún tipo de acoso o agresión. Ben Brafman, el letrado que le defiende en la causa penal, tildó la alegaciones de “absurdas” y “falsas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información