Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una guía indicará a los Ayuntamientos cómo recuperar el patrimonio inmatriculado por la Iglesia

La Plataforma ciudadana de Navarra la distribuirá gratuitamente a todos sus Consistorios

Vista principal de la Catedral de Pamplona.
Vista principal de la Catedral de Pamplona.

La Plataforma navarra contra las inmatriculaciones de la Iglesia católica ha editado una guía para repartir gratuitamente a los 700 Ayuntamientos y concejos de la comunidad con orientaciones para recuperar el patrimonio “usurpado” por los obispos en las últimas décadas. Editada por la Fundación Altaffylla, la guía, que ha sido presentada este miércoles, insta a los alcaldes a dejar de abonar la luz, la calefacción y otros gastos de mantenimiento de aquellos inmuebles del patrimonio público que se hayan inmatriculado con el privilegio de la ley franquista. Desde 1946, la Iglesia ha puesto a su nombre miles de bienes de toda clase sin acreditar su propiedad.

La plataforma ciudadana de Navarra fue pionera en la lucha civil por la recuperación del patrimonio porque en aquella comunidad se descubrió en 2007 este oscuro proceder de los obispos. La ley franquista prescribió en 2015 y ahora las asociaciones ciudadanas tratan de recuperar sus iglesias, ermitas, palacios, plazas, locales y todo aquello que consideran que pertenece a todos. En esta guía se pide a los Ayuntamientos que inmatriculen los bienes públicos, porque ellos pueden hacerlo como pudieron los obispos durante 60 años, que no colaboren con el mantenimiento de estos inmuebles, ni con derramas, ni con trabajos gratis de la gente del pueblo, ni con subvenciones. “En casos imprescindibles”, dicen, el coste de la reparación “debe cuantificarse no como una limosna, subvención o donación, sino como un préstamo reconocido y recuperable”.

Recomiendan además que se exija el remozado de aquello que esté en estado ruinoso, algo que ha ocurrido alguna vez y la Iglesia ha renunciado a su propiedad porque no le era rentable. Y que se proceda a multar en los casos que corresponda. La guía está prevista para Navarra porque se ajusta a la legislación de la comunidad, y algunas de las recomendaciones quizá no tendrían sentido en otras regiones. Pero hay algunas que son perfectamente compartibles. Se aconseja investigar la propiedad de los bienes inmatriculados “en archivos locales, actas municipales, libros parroquiales” y se les recomienda a los regidores locales que no exijan el IBI porque eso daría por buena la propiedad del inmueble. Por último, se les pide que se adhieran a la Plataforma por la Defensa del Patrimonio y que les comuniquen sus acciones para llevar un recuento que ni la Iglesia ni la Administración han facilitado por ahora.

Lo incluido en la guía, en español y en euskera, surgió y se aprobó en una reunión mantenida con la Asamblea de Ayuntamientos y Concejos de diciembre de 2017.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información