Andalucía activa la alerta tras un caso de fiebre del Nilo en caballos en Huelva

El protocolo establece el aviso a los centros de salud de la zona para detectar infecciones a personas

El mosquito Aedes japonicus.
El mosquito Aedes japonicus.Getty Images (Getty Images)

La Junta de Andalucía ha activado en la provincia de Huelva el protocolo de aviso a la red sanitaria pública tras el diagnóstico de un caso de la fiebre del Nilo Occidental en un caballo en Almonte, según ha confirmado el gobierno autonómico.

Más información
El virus del Nilo se hace global
Más información
La UE sufre el peor brote de la fiebre del Nilo, que ya ha causado 85 muertes

Esta primera fase incluye la alerta a todos los centros de salud en un radio de 12 kilómetros para el control de cualquier síntoma neurológico inespecífico. Si se diagnostica un caso en humanos, la segunda fase del protocolo prevé la suspensión de las donaciones de sangre o la realización de pruebas específicas para descartar la presencia del virus. En la zona de vigilancia que rodea Almonte viven más de 50.000 personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La Unión Europea (UE) vive este año la peor epidemia de la fiebre del Nilo desde que existen registros, según datos del Centro Europeo para la prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés). Hasta el día de ayer, 11 de octubre, 1.402 personas han sufrido síntomas de la enfermedad y 119  han muerto en la Unión, a los que habría que sumar los 372 casos y 35 fallecimientos registrados en zonas vecinas como Serbia y Kosovo. Italia es, con 536 casos y 43 muertes, el país más afectado entre la decena que han registrado brotes.

En realidad, los casos de infección son mucho mayores ya que el virus cursa asintomático en cuatro de cada cinco personas infectadas. En el resto, tras una incubación que va de tres a 14 días, la enfermedad se manifiesta con fiebre, malestar, dolores corporales y cansancio. Los casos más graves, un 1% del total, causan episodios de encefalitis y meningitis.

Andalucía y Extremadura han sufrido desde 2004, cuando el virus fue identificado por primera vez en aves de Doñana, pequeños brotes esporádicos de la fiebre del Nilo en personas y caballos. Miguel Ángel Clavero, científico del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, afirma que "el diagnóstico confirma la circulación del virus en la zona, algo que ya conocíamos". "Ya ha saltado a los caballos y ahora", sigue este experto, "habrá que estar atentos a lo que ocurre en los próximos días y semanas para ver el alcance del brote".

Según Clavero, el virus está presente en varios humedales de la mitad sur de España, donde circula entre su reservorio (las aves) y su vector (los mosquitos, principalmente de la especieCulex pipiens).De ellas, la enfermedad salta a los humanos y a los caballos.

Javier Vázquez, veterinario especializado en caballos en la zona, confirma que este primer caso de 2018 en caballos fue detectado "a finales de la semana pasada" y que por ahora "la enfermedad ha afectado a un solo caballo de Almonte". "La fiebre del Nilo es una enfermedad muy grave para un équido, al que puede causar la muerte o causarle secuelas irreversibles", explica.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS