Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aragón indemniza con 170.000 euros la muerte de un enfermo tras un diagnóstico erróneo de cáncer

El paciente sufría una peritonitis, pero el hospital Miguel Servet de Zaragoza determinó que padecía cáncer de colon

Instalaciones de urgencias de un hospital.
Instalaciones de urgencias de un hospital.

El Gobierno de Aragón ha indemnizado con 170.419 euros el fallecimiento de un paciente por una interpretación errónea de la infección que sufría, ya que fue diagnosticado de cáncer de colon cuando lo que padecía era una peritonitis fecaloidea y absceso intraperitoneal.

El hombre, con las iniciales A.T., de 54 años y vecino de Zaragoza, fue diagnosticado de cáncer de colon, con metástasis en el hígado, en el hospital Miguel Servet de Zaragoza y fue operado en agosto de 2016 para extirparle la parte anterior del recto.

Según explica en un comunicado el abogado de la Asociación Defensor del Paciente en Zaragoza, Ricardo Agóiz, a los pocos días de la intervención el paciente sufrió un fuerte dolor debido, según el diagnóstico del hospital, a un punto de sutura interno suelto que precisaba curas continuadas.

El paciente fue sometido a quimioterapia en diciembre de 2016 y eso afectó a su sistema de defensa frente a infecciones futuras. Aquel mismo mes el enfermo ingresó en el hospital por fuertes dolores, 37.8 grados de fiebre y leucocitosis (aumento de glóbulos blancos en sangre), lo que indicaba un principio de infección, en un paciente inmunodeprimido por la quimioterapia, pero se le diagnosticó hernia.

Como persistía la inflamación del vientre y el dolor, en enero de 2017 fue ingresado y operado por posible hernia ventral incarerada, aunque en el quirófano se identificó como absceso de pared y plastrón ileal (infección), lo que precisó, según dichas fuentes, una nueva intervención y se le apreció peritonitis fecaloidea difusa originada en el colon en gran cantidad. Eso provocó su fallecimiento.

Los familiares del paciente acudieron a la asociación El Defensor del Paciente y su abogado interpuso una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el Gobierno de Aragón.

La inspección médica estableció que había existido una pérdida de oportunidad en el tratamiento del paciente, porque se habían interpretado erróneamente los síntomas del inicio de la infección en un paciente inmunodeprimido. Esa infección favoreció las complicaciones de peritonitis fecaloidea y absceso intraperitoneal posteriores, que fueron las causantes del fatal desenlace.

Por ese motivo, se estableció un porcentaje del 58% de oportunidades de haber sobrevivido, con una indemnización de 170.419 euros que ya han sido abonados por la aseguradora del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.