Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baselga deja la dirección médica del Memorial Sloan Kettering

El oncólogo español omitió los vínculos financieros con empresas farmacéuticas

Baselga
Josep Baselga, fotografiado en Madrid.

Josep Baselga ha renunciado a la dirección médica del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Lo ha hecho solo cinco días después de que una investigación conjunta del diario The New York Times y ProPublica revelara el pasado fin de semana que el oncólogo, una de las figuras más destacadas en la investigación de terapias para combatir el cáncer, no hizo públicos pagos que recibió de las grandes multinacionales farmacéuticas y biotecnológicas.

La dimisión se hizo pública entrada la tarde del jueves por parte del consejero delegado del centro hospitalario en Manhattan, Craig Thompson. El médico barcelonés ocultó que cobró varios millones de dólares por cerca de 60 artículos científicos publicados con su nombre entre 2013 y 2017. La dirección del Memorial Sloan Kettering mandó, tras revelarse el conflicto de intereses, una nota interna a sus empleados emplazándoles a mostrar la máxima transparencia al declarar sus vínculos con la industria farmacéutica.

“Es un asunto muy serio”, se puede leer en el primer párrafo de la carta firmada por Craig Thompson y Kathryn Martin, responsable de las operaciones del hospital. Se trata, añaden, de garantizar la “calidad, seguridad y excelencia” de la labor de investigación que hace el centro y del cuidado de sus pacientes. Las normas, insisten, “se aplican a todos los miembros” del centro hospitalario.

Los responsables del hospital pidieron a Baselga que revisara todos sus trabajos y corrigiera los estudios de la manera conveniente para ajustarse a las reglas.

Baselga reconoció a The New York Times que se trató de un error y explicó que se debió a un problema de supervisión en la elaboración de los artículos científicos. La dirección del Memorial Sloan Kettering admite que el proceso de desclasificación de conflictos de intereses es “complejo” y que existe una “nebulosa” en las líneas directrices sobre cuándo y cómo se debe revelar voluntariamente este tipo de información financiera. Pero insisten en que la responsabilidad última es del autor.

El oncólogo español violó las normas cuando presidió la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer. El lapso coincidió, además, siendo editor de una de las revistas en las que se publicaban sus trabajos. El Memorial Sloan Kettering es uno de los centros que lidera la investigación en la lucha contra el cáncer en Estados Unidos, y este conflicto está obligando a sus gestores a moverse rápido para contener los daños a su reputación. Baselga ha asegurado que estos pagos no afectaron a su investigación.

Más información