Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Brasil desarticula la “mayor banda de destructores” del Amazonas

Los detenidos invadían, quemaban, parcelaban y vendían terrenos públicos

El Gobierno cree que han causado daños ambientales superiores a los 174 millones de euros

Tala masiva de árboles en el Estado de Pará.
Tala masiva de árboles en el Estado de Pará.

La Policía Federal de Brasil ha anunciado la desarticulación en el Estado de Pará (al norte del país) de la mayor "banda de destructores de la selva amazónica", quienes supuestamente habían invadido enormes extensiones de tierras públicas, donde habían quemado la floresta, las habían parcelado y las habían vendido ilegalmente a granjeros y agricultores. Los investigadores han valorado en unos 174 millones de euros los daños ambientales que han causado.

La operación, desarrollada fundamentalmente en la ciudad de Novo Progresso (en una zona selvática recóndita), pero se extiende por cuatro Estados. El Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) asegura que la banda desarticulada durante la operación Castanheira había llegado a destruir parte del Parque Nacional de Jamanxin.

El Ibama explica en una nota de prensa de que han sido emitidas 22 órdenes de detención, así como otras once de prisión preventiva, entre otras medidas. El centro de la operación está en Novo Progresso, pero también se está desarrollando en los Estados de Sâo Paulo, Paraná y Mato Grosso, en el sur del país.

Este organismo público, al igual que la policía, considera a los detenidos "son actualmente los mayores deforestadores de la Amazonia brasileña", y que la lista de crímenes que acumulan podría acarrearles hasta 50 años de presidio.

La operación ha sido bautizada como Castanheira (castaña en castellano), en alusión al árbol Bertholletia excelsa (también conocido como la nuez de Brasil o castaña de Pará), una especie protegida, símbolo del Amazonas. En el operativo han participado 96 agentes de la Policía Federal y 19 fiscales del Ibama.

La operación de la Policía Federal se produce en plena campaña de las elecciones presidenciales, en las que se ha producido la inesperada ascensión de la ecologista y candidata por el Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva. Precisamente, los grupos ecologistas brasileños han alertado de forma reiterada contra la "impunidad" con la que actúan los deforestadores del Amazonas. La destrucción de este pulmón de la Tierra creció un 28% durante el año pasado, según la organización Greenpeace.