Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades estarán endeudadas hasta tres años por financiar la Lomce

El ministerio les adelanta fondos europeos que figuran como préstamos para las regiones

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en un pleno en el Senado.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en un pleno en el Senado. EFE

El coste de la reforma educativa contará como deuda en las cuentas de las comunidades autónomas en un plazo que puede llegar a tres años. Así se desprende del convenio de financiación de la implantación de la Formación Profesional (FP)  básica y de los nuevos itinerarios para 3º y 4º de la ESO que el Ministerio de Educación ha remitido esta semana a las comunidades autónomas.

El ministerio presentó las líneas básicas de financiación la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), a las comunidades el pasado 30 de junio, último día lectivo. Los 964 millones que Educación estima que se necesitan para la fase de implantación, entre 2014 y 2017, saldrán del Estado (350 millones) y del Fondo Social Europeo (614 millones). Distintos consejeros comentaron haber conocido anticipadamente por informaciones del Ministerio de Hacienda, pero no de Educación, que el dinero procedente de Europa computará primero y temporalmente como deuda de las comunidades autónomas.

“No genera deuda [a largo plazo] aunque la genere de forma inmediata”, señaló de forma críptica el ministro de Educación, José Ignacio Wert, al término del encuentro con los consejeros autonómicos de finales de junio.

El Estado adelantará la partida europea  a las comunidades autónomas. Desde la recepción de ese dinero hasta que lo justifiquen, la cantidad computará como deuda en sus cuentas, tal como explicaron entonces desde el ministerio. Lo que aclara ahora el convenio es cuánto tiempo puede durar esa deuda.

La amortización del "anticipo", según el texto, se podrá hacer "dentro de los tres años siguientes a aquel en que recibió el libramiento del ministerio". Es decir, que ese aspecto que provocó la protesta en tromba de comunidades gobernadas por partidos distintos al PP, que temían que pudiera afectar a las medidas puestas en marcha para combatir el déficit de las Administraciones, computará hasta tres años en sus cuentas.

Preguntado por este aspecto, un portavoz del Ministerio de Educación rechaza hacer comentarios y remite a la comparecencia del ministro Wert tras la conferencia sectorial y otra posterior en el Congreso. "Si el ministro considerara necesario hacer alguna puntualización más, la haría más adelante", ha indicado por escrito ese portavoz.

Convenio "elogioso" con la reforma

El convenio comienza  diciendo que los firmantes (el ministro José Ignacio Wert y cada comunidad autónoma), "exponen" que la Lomce "pretende hacer frente a los principales problemas detectados en el sistema educativo español sobre los fundamentos proporcionados por los resultados objetivos reflejados en las evaluaciones periódicas de los organismos europeos e internacionales".

Los consejeros de Educación de Andalucía (PSOE) y Canarias (PSOE-CC) han criticado ese tono "elogioso". El consejero de Educación de Canarias, José Miguel Pérez, ha calificado de "humillante" el documento porque, a su juicio, pretende que las comunidades avalen los principios de la Lomce al firmar un documento en cuyas motivaciones se desglosan "toda clase de elogiosa los postulados de la nueva ley que sólo apoya el PP".

Su homólogo andaluz, Luciano Alonso, lo considera una "provocación" porque cree que plantea el "intercambio de ideas por dinero". Alonso ha enviado una carta a Wert en la que le pide la revisión o modificación en profundidad del convenio porque también está en contra de que se haya elegido la fórmula de financiación mediante convenios con las comunidades y el Fondo Social Europeo, algo "sin precedentes en educación".