Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El complejo ilegal de Valdecañas, ejemplo en un curso de verano en Extremadura

El Supremo ha ordenado el derribo de la macrourbanización de lujo construida en un pantano

El curso trata sobre "nuevas formas de conservación en los espacios naturales"

La urbanización Marina de Valdecañas (Cáceres), a orillas del Tajo.
La urbanización Marina de Valdecañas (Cáceres), a orillas del Tajo.

El complejo turístico Marina Isla de Valdecañas va a emplearse como ejemplo de "iniciativa turística de interior" durante un curso de verano de la Universidad de Extremadura que se celebra estos días en Navalmoral de la Mata (Cáceres). El curso, patrocinado por el Gobierno de Extremadura y el ayuntamiento de esta localidad, trata sobre la "gestión de recursos hídricos y aprovechamientos turísticos". Esta macrourbanización, situada en una isla del embalse de Valdecañas (Cáceres), está construida en zona protegida por la Red Natura 2000. En febrero pasado el Tribunal Supremo ordenó su derribo por considerarla ilegal.

El programa del curso de verano incluye para la tarde del miércoles una intervención del consejero delegado de la empresa promotora del complejo, José María de Gea, que se titula: "Iniciativa turística de interior. El caso de Marina Isla de Valdecañas". Previamente un doctor en Geografía, Julián Mora, habla sobre "La apuesta turística por el turismo de embalses en Extremadura". Tras la intervención de De Gea sigue una mesa redonda sobre la misma cuestión. La programación incluye también, en la mañana del jueves 17, una "visita técnica" a Isla de Valdecañas.

La Junta de Extremadura se resiste a cumplir la sentencia del Supremo alegando que la demolición sería muy gravosa --34 millones de euros-- y que el medio ambiente sale ganando si se deja como está. Ecologistas en Acción y Adenex contestaron recientemente a los argumentos de la Junta: ni sería tan caro el derribo ni es cierto que la urbanización haya mejorado las condiciones ambientales de la zona, argumentan.

El curso de verano "pretende explicar, entender y analizar nuevas formas de conservación en los espacios naturales ligadas a favorecer las actividades turísticas, con especial atención a la gestión eficaz del recurso agua", asegura el programa. Este diario ha tratado de contactar, sin éxito, durante dos días, con algún responsable de los cursos de verano de la Universidad de Extremadura. La empresa propietaria del complejo turístico, que figura en el programa como colaboradora de los cursos, tampoco ha comentado el contenido de la charla de su consejero delegado.

"La celebración de un curso, que incluye una visita técnica a la Isla de Valdecañas como ejemplo de aprovechamiento turístico, supera cualquier límite del descaro", afirman Ecologistas en Acción y Adenex. Estas organizaciones aseguran no entender "una institución docente pública como la Universidad de Extremadura se preste a ser portavoz de la ilegalidad urbanística, de la pérdida de valores medioambientales y de un desarrollo no sólo ilegal sino claramente insostenible". En un comunicado, añaden que una de las charlas corre a cargo de Julián Mora y afirman: "Este profesor de la Universidad de Extremadura y director de estas jornadas realizó por encargo de la Junta un informe socio-económico donde se defienden los beneficios de la urbanización para justificar la inejecución de la sentencia, esto es, su no demolición como exigen los tribunales".