Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios se ponen del lado de Google News

La patronal pide que no se pague a los medios de comunicación por contenidos copiados en Internet

Ni Google lo hubiera hecho mejor. La patronal española CEOE ha pedido que no se pague a los medios de comunicación por sus contenidos reproducidos en Internet. La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) la ha acusado de ponerse de lado de “quienes se aprovechan del esfuerzo ajeno y en contra de los emprendedores que producen los contenidos, crean empleo, cotizan y pagan impuestos en España”.

Los diarios españoles facturaron en 2013 cerca de 2.000 millones de euros, dieron empleo a más de 8.000 profesionales y pagaron sus impuestos en España. En el caso de Google Spain, que controla el 98% de las búsquedas en España, su declaración le salió a devolver 454.300 euros.

En febrero, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, presentó la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que en su artículo 32.2 propone que los agregadores de contenidos, principalmente Google News, paguen a los medios por esos contenidos sujetos a derechos de autor. No tendrán que pedir permiso para agregarlos, pero sí ofrecer a cambio una “remuneración equitativa por el uso”, dice el anteproyecto de ley.

Desde entonces, Google, el más directo implicado en el artículo, calla. Ha sido la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) quien le ha hecho el trabajo pidiendo que se elimine el texto del artículo.

Para la CEOE, esa compensación, que llama “tasa Google” o “canon AEDE”, por las siglas de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, “es un límite a los derechos exclusivos de la propiedad intelectual, de forma que los agregadores no tendrán que pedir autorización previa a los editores por agregar fragmentos de sus noticias, pero deberán pagar una remuneración irrenunciable”.

La AEDE considera inaceptable que “la CEOE pretenda negar a los editores de diarios el derecho de propiedad intelectual sobre las noticias que sus periódicos difunden por Internet”. La patronal ha cargado contra las empresas de prensa, a las que no considera amparadas por la libertad de expresión del artículo 20 de la Constitución, prerrogativa que sí concede a los agregadores de contenidos, según señala en una nota de prensa.

Según la CEOE, pagar por los contenidos “puede disuadir a los emprendedores de crear nuevos negocios en Internet, frenando el desarrollo de nuevos modelos de negocios digitales”, y además “obstaculizar el desarrollo” de la Red. “Se advierte desde ya”, dice la patronal, “un grave daño al desarrollo de la sociedad de la información y las empresas de Internet, toda vez que el enlazar y ofrecer fragmentos de contenidos es parte de su naturaleza”.

La AEDE aclara que una cosa son los buscadores, sobre los que no tiene reclamación alguna, y otra los agregadores de noticias. “Google, a través de su marca Google News, se erige como un verdadero supraeditor. Selecciona noticias obtenidas y elaboradas principalmente por los editores, las ordena y las jerarquiza”.

En su argumentario para eliminar el artículo, la patronal llega a decir que “la remuneración no se justifica porque los editores no solo no sufren daño, sino que se pueden ver beneficiados del tráfico que les generan los agregadores. De hecho, ya se están viendo compensados”.

El día después de la presentación de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, declaraba a este periódico: “Por fortuna, en esta ocasión, los lobbies no han aparecido”.

Más información