Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina apoya despenalizar totalmente la marihuana

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, considera que es imposible acabar con el narcotráfico mediante la persecución policial

Varias plantas de marihuana.
Varias plantas de marihuana. EFE

El secretario argentino de Seguridad, Sergio Berni, está a favor de despenalizar la producción y comercialización de marihuana para lo cual ha citado al fallecido capo colombiano Pablo Escobar, en su día jefe del cartel de Medellín, a quien se ha referido como un "personaje que está de moda", para ilustrar la complejidad de la lucha contra el narcotráfico.

"A título personal estaría de acuerdo si se despenaliza toda la cadena, desde la producción a la comercialización y el consumo", ha explicado Berni a la emisora Rock & Pop al ser consultado sobre la legalización de la marihuana en el vecino Uruguay.

Berni opina que despenalizar exclusivamente el consumo de marihuana solo serviría para reducir la carga judicial, ya que en la actualidad "muchos juzgados están abarrotados de causas" relativas a consumidores de esa droga.

El responsable de la lucha contra el narcotráfico en Argentina está convencido de que es imposible acabar con la venta y consumo de drogas mediante la persecución policial. "Pablo Escobar decía que no hay posibilidades matemáticas de que la persecución policial pueda contra el narcotráfico. Y es verdad, porque la lucha tradicional, de Nixon (el presidente estadounidense Richard Nixon) para acá, es la guerra del gato y el ratón", afirma Berni. Este ha admitido también que ha aumentado la violencia asociada al narcotráfico en los últimos años, pero niega que la droga se produzca en Argentina porque, a su juicio, "no existen las condiciones geográficas y climáticas para el cultivo".

Según Berni, en el país suramericano se han desmantelado 225 laboratorios de estupefacientes y ha subrayado que casi la mitad de las "cocinas" no se dedicaban a producir cocaína ni drogas químicas sino a adulterarlas "para aumentar la rentabilidad".

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, coincide con Berni al afirmar en rueda de prensa que "Argentina no es un país productor de droga", en contra de lo manifestado recientemente por el ministro de Defensa, Agustín Rossi. "La Argentina era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración", explica Rossi a radio Rivadavia, una declaración que comparten líderes opositores y expertos en narcotráfico.