Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 800 millones de euros gastados para cumplir el protocolo de Kioto

Cañete y la oposición se enzarzan en el Congreso por las políticas contra el cambio climático

El ministro dice que "algún día tendrá que investigarse" la compra de derechos de CO2

Para el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el anterior Ejecutivo socialista hizo una política contra el cambio climático "lamentable". Algo parecido opina de la suya la oposición socialista, que a través de su diputado Pedro Sánchez la calificó este lunes en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático del Congreso con el mismo adjetivo: "lamentable". Así, entre críticas mutuas, transcurrió la sesión, durante la que Cañete respondió a cuánto ha pagado España para cumplir con el Protocolo de Kioto. "812 millones de euros", contestó el ministro, y desglosó: 770 millones de euros en derechos de emisión comprados por los socialistas y 42 millones comprados a Polonia por el actual Ejecutivo.

"La situación que nos encontramos al inicio de la legislatura era sencillamente lamentable, hasta el punto de que España no iba a cumplir con el Protocolo de Kioto, pese a que el Gobierno socialista había gastado 770 millones de euros en la compra de derechos de CO2 en el extranjero", explicó Cañete durante la comparecencia, a la que acudió para informar sobre las conclusiones de la cumbre del clima celebrada en Varsovia (Polonia) en noviembre pasado. España se comprometió, dentro de la Unión Europea, a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 1990, el año que se considera de referencia. Al no haber recortado lo que debía, tuvo que compensar las toneladas de más enviadas a la atmósfera comprando derechos a terceros países.

España ya cumple con la primera fase de Kioto (2008-2012), aseguró Cañete, lo que evitará más desembolsos: "A falta de conocer los datos definitivos del inventario de emisiones de 2012, les puedo asegurar que España cumplirá sus compromisos y seguirá dentro del Protocolo de Kioto", señaló. Sánchez le acusó de bascular "entre la pasividad y el desmantelamiento de las políticas climáticas que habían hecho otros gobiernos previamente". Ante las críticas por abrir las puertas al fracking, perjudicar a las energías renovables y oponerse a la directiva europea de eficiencia energética, el ministro Cañete respondió que el anterior Ejecutivo socialista había comprado derechos de CO2 "a precios astronómicos". "Este tema algún día tendrá que investigarse", afirmó.

Hoja de ruta dentro de un mes

El ministro también anunció su intención de presentar en la primera quincena de marzo una "hoja de ruta" gubernamental para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los llamados sectores difusos (transporte, hogares, agricultura...), que representan el 60% aproximadamente de todas las emisiones. Se trata de "40 medidas" que se están discutiendo con "comunidades autónomas, sectores, asociaciones, sindicatos y ministerios implicados". Cañete señaló que pedirá en la UE que cuando se reparta la cuota de reducción de emisiones, se tenga en cuenta el esfuerzo que hace cada país según su realidad. Los esfuerzos, dijo, "deben ser proporcionales".

El ministro adelantó que la comisaria europea del ramo visitará España la semana que viene y que le pedirá que facilite "la interconexión de España", que es "una isla energética". "La UE tiene que garantizar las interconexiones", repitió.

Cañete empezó su intervención valorando la cumbre climática de Varsovia. "Es cierto que no cuenta con la visibilidad política de otras cumbres", señaló. Pero destacó que "se ha logrado establecer un proceso claro y concreto sobre los pasos que habrá que dar de cara a adoptar un nuevo acuerdo internacional de cambio climático en 2015" en Paris. Cañete también se refirió a la próxima cumbre de líderes que se celebra en 2014 en Perú: "El objetivo de la Unión Europea es ir con los deberes hechos y poner ya sobre la mesa un objetivo de reducción de emisiones para que sea inscrito en el nuevo acuerdo".