Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

27 premios Nobel piden a Putin que derogue la ley antigay

El actor Ian McKellan redactó la carta y añade: “He decidido rechazar las invitaciones de los festivales de cine rusos”

Un hombre recibe 20 latigazos en Nigeria por homosexual

Ian McKellen es un reconocido defensor de los derechos de los gais.
Ian McKellen es un reconocido defensor de los derechos de los gais. Joel Ryan/Invision/AP

27 científicos e intelectuales galardonados con el Premio Nobel han firmado una carta al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para pedirle que derogue la ley que prohíbe la “propaganda homosexual”. La misiva, que ha recibido en exclusiva el periódico The Independent, fue redactada por el actor Ian McKellen (Gandalf en El señor de los anillos) y su amigo el químico y premio Nobel Harold Kroto.

La misiva llega apenas unas semanas antes de los Juegos de Invierno de Sochi, y se une a otras presiones para que Rusia derogue la ley. En ella se prohíbe cualquier manifestación pública de afecto entre personas del mismo sexo o hablar (bien) de estas relaciones si hay menores delante. En la práctica ha supuesto la persecución de manifestantes y activistas, y ha dado alas a movimientos de hostigamiento a gais y lesbianas.

“Esperamos que al expresar nuestra oposición a la nueva legislación sea posible animar al estado ruso a abrazar los principios humanitarios, políticos y democráticos del siglo XXI que Mijail Gorbachov tanto se esforzó en conseguir”, afirman.

Pero también hay apuntes personales. Kroto afirma que ha visitado muchas veces Rusia para encuentros científicos, y que aún lo hará una vez más este año porque había aceptado la invitación antes de que estallara este obstáculo. Si no se cambia la ley, no volverá al país.

Por su parte, McKellen, conocido activista gay, ha indicado que ha “decidido rechazar las invitaciones de los festivales de cine rusos” por consejo del Ministerio de Asuntos Exteriores británico ya que no podría hablar libremente de su sexualidad.

En Nigeria la homofobia tiene otra cara. Un hombre ha recibido 20 latigazos después de ser condenado por ser homosexual al norte del país, donde gobiernan los islamistas. La condena podía haber sido incluso de muerte por lapidación, pero el tribunal consideró que los hechos juzgados habían ocurrido hace siete años y no se habían repetido.

Aparte de la aplicación de la sharía en el norte, el resto del país no tiene una legislación abierta para los gais nigerianos. El presidente Goodluck Jonathan ha firmado una ley que prohíbe los matrimonios del mismo sexo, las asociaciones y grupos gais y cualquier manifestación de afecto entre homosexuales en público