Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría, sobre la ley del aborto: “No voy a aventurar los cambios”

Los socialistas refuerzan su campaña contra la reforma en Ayuntamientos y autonomías

Saénz de Santamaría y Arias Cañetela en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros Ampliar foto
Saénz de Santamaría y Arias Cañetela en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha querido adelantar qué cambios se plantean ni cuándo podrían introducirse en el anteproyecto de ley del aborto que el Gobierno presentó hace tres semanas, pero ha asegurado que el Ejecutivo escuchará las opiniones de los partidos y analizará los informes que se emitan. El PSOE ha anunciado nuevas medidas para luchar contra la aprobación de la norma, como presentar mociones en los Parlamentos autonómicos y en los Ayuntamientos.

"Yo no voy a aventurar los cambios —sobre el supuesto de malformaciones del feto— porque hay una tramitación en fase de informes y de órganos que tienen un componente de especialización jurídica importante que habrá que estudiar", se ha justificado la vicepresidenta. El Ejecutivo analizará "las opiniones y diferentes sugerencias que se hagan desde los ámbitos a los que corresponden esos informes", así como a las que expresan una opinión política, "incluidas las de los grupos parlamentarios".

Por su parte, la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha cargado de manera contundente contra la reforma de la ley del aborto, que cada día suma más detractores. "El anteproyecto de ley que pretende la protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada —como indica su nombre— oculta realmente una contrarreforma de los derechos y las libertades de las mujeres". Causapié ha asegurado este viernes que "no hay ni espacio ni posibilidad de acercamiento" en su partido hacia el proyecto que plantea el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, por mucho que cambie en su tramitación. Y ha anunciado una ofensiva parlamentaria local, autonómica, nacional y europea para exigir su retirada.

"El PSOE no está en disposición de hablar de ningún cambio en un anteproyecto que, por principio, ataca la libertad de las mujeres", ha dicho Causapié sobre las posibles modificaciones que han apuntado destacados barones del PP. "Los socialistas siempre vamos a defender una ley que ampare los derechos de las mujeres", y esa, según su criterio, "es la ley de plazos" que el Ejecutivo propone derogar.

Causapié, que ha comparecido tras una reunión con las representantes socialistas en las comisiones de igualdad en el Congreso y el Senado, ha afirmado que es "muy difícil" que el anteproyecto "pueda tener una evolución razonable" en su tramitación. "No tiene ninguna posibilidad de mejora. Es un proyecto que aboca a las mujeres que quieran abortar a un calvario, incluso en los supuestos que, en teoría, pretenden admitir".

El PSOE plantea una ofensiva a varias bandas. En primer lugar, promoverá mociones en todos los Ayuntamientos para exigir la retirada del texto e impulsará proposiciones no de ley en las Cámaras autonómicas. "Los dirigentes regionales y locales del PP que se han posicionado en contra de la ley tendrán la oportunidad de votar". Pedirán la comparecencia de los ministros de Justicia y Sanidad y de la vicepresidenta del Gobierno en el Congreso y en el Senado; presentará una proposición no de ley sobre la retirada del texto que el Grupo Socialista intentará llevar a debate este mes de enero, algo que deberá aprobar la Diputación Permanente en su reunión del día 14; e impulsará "debates sobre derechos sexuales y reproductivos" en el Parlamento Europeo, además de la cumbre que ya anunció la vicesecretaria general de los socialistas, Elena Valenciano, y que ya tiene fecha: 29 de marzo.

"Todas las mujeres europeas deben tener los mismos derechos", ha opinado Causapié respecto a las declaraciones del secretario general del Partido Popular Europeo, Antonio López-Istúriz, quien afirmó el pasado jueves que los asuntos "de salud reproductiva y sexual, entre ellos el aborto, son de competencia interna de los Estados miembros" de la Unión Europea. "Eso no es construir Europa", ha rematado la secretaria de Igualdad. "Resultaría discriminatorio para las españolas no tener el mismo acceso al aborto que sus vecinas de Francia o Portugal".

Causapié ha finalizado con la misma exigencia que ayer hacía el secretario general de su partido, Alfredo Pérez Rubalcaba: Que Rajoy "meta —el proyecto de ley— en un cajón y lo esconda para siempre".