Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hospitales de Nueva York dispensarán marihuana terapéutica

Otros 20 Estados de EE UU autorizan la venta de la sustancia con fines médicos

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo.
El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo. EFE

En un movimiento visto como una maniobra electoral ante su próxima cita con las urnas para la reelección en noviembre, el Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunciará este miércoles durante su discurso de la situación del Estado su decisión de legalizar la marihuana con fines médicos en 20 hospitales, según informó el diario The New York Times.Hasta la fecha, Cuomo había manifestado siempre su oposición a la idea, ya que consideraba complicada la regulación. “No apoyo la marihuana con fines médicos. Entiendo los pros y los contras. Soy consciente del debate pero por el momento no la apoyo”, dijo el Gobernador demócrata el pasado mes de abril.

De los 50 Estados que componen la Unión, 20 tienen legalizada la marihuana médica y Colorado comenzó la venta legal de su uso con fines recreativos el pasado día 1. El Estado de Washington planea comenzar también la venta durante este año. El diario The New York Times informaba, no obstante, que a diferencia, por ejemplo, de la legislación que regula la marihuana terapéutica en California, la de Nueva York será más restrictiva ya que su acceso será limitado a solo 20 hospitales y para personas que padezcan cáncer, glaucoma u otras enfermedades graves. En California, la marihuana se receta para condiciones médicas leves, lo que supone —según los críticos de la ley— que quienes quieren usarla con un fin recreativo no tienen muchos problemas para conseguirla.

La legalización de la marihuana médica en Nueva York ha pasado en varias ocasiones el voto de la Asamblea demócrata. Pero al llegar al Senado se ha encontrado siempre con la oposición republicana que controla la Cámara alta. En su discurso del miércoles, Cuomo anunciará su intención de poner en marcha el programa a través de una orden ejecutiva. Esta maniobra ha sido aplaudida por senadores demócratas que estaban al tanto del cambio de parecer de Cuomo.

La oposición ha criticado la medida que pretende poner en marcha el Gobernador diciendo que en lugar de ocuparse de “asuntos sociales” que contentan a la base liberal del partido, Cuomo debería de centrarse en la economía y el bajo crecimiento de la población que tiene el Estado.

Según las encuestas, más del 80% de los habitantes del Estado de Nueva York aprueba el uso de la marihuana con fines médicos. Cuomo ya ha aprobado otras medidas sociales muy populares en el Estado, como el matrimonio homosexual en el año 2011 o la iniciativa que lanzó en 2013 tras la matanza escolar de Newtown (Connecticut) para prohibir la venta de armas de asalto y de cargadores de alta capacidad.

Una media de 50.000 personas son detenidas cada año en Nueva York por delitos relacionados con la marihuana, en su gran mayoría gente que fumaba en público, ya que Nueva York tiene una política muy estricta al respecto. Hace un año, Cuomo decidió suavizar esa regulación y descriminalizar esa posesión en pequeñas cantidades para el consumo, pasando de ser un delito menor a ser penado con una multa, aunque esa ley no ha entrado aún en vigor. Según cifras oficiales recogidas por Drug Policy Alliance, una organización que busca modificar la normativa sobre los estupefacientes, en EE UU hubo más de 658.000 personas detenidas en 2012 por posesión de marihuana.