Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Bienestar Inteligente

¿Qué árbol de Navidad es más verde?

Ingenieros de montes dicen que un arbusto natural para decorar en Navidad es más sostenible

Los partidarios del artificial destacan que puede reutilizarse, con lo al final resulta más barato

Pino decorado en Heionla (Finlandia).
Pino decorado en Heionla (Finlandia). getty

Esta Navidad será más verde que la pasada. Según los productores y distribuidores las ventas de árboles de decoración navideños han aumentado un 30% respecto al año pasado y prevén asemejarse a las de 2011. La asociación Cultivadores de Árboles de Navidad Asociados de Cataluña, el principal productor nacional, cree que el mercado interior se está estabilizando, aunque apuntan a que la mitad de sus ventas se hacen ya en el extranjero. Y pese al repunte de árboles naturales, muchos en España siguen optando por uno artificial. ¿Es este más sostenible? ¿Qué pautas hay que seguir para elegir uno natural?

“Muchos de los abetos artificiales que se venden no están hechos de plástico reutilizable sino de PVC, que es mucho más contaminante. Además, al contacto con el calor de casa emiten dióxido de carbono. No es una cantidad preocupante, pero es más perjudicial que un árbol natural, ya que este en una casa es capaz de dar oxígeno a 18 personas”, sostiene María Mateos, una de las responsables de la campaña de ventas de árboles de Navidad naturales de la Escuela de Ingenieros de Montes de Madrid.

Los alumnos de esta titulación venden abetos naturales criados en un vivero de Girona. Destinan a Cáritas un euro de cada especie que se comercializa. El sobrante tras el pago de los pedidos se dedicará al viaje de fin de curso que organizan los alumnos de último curso. “Se venden ya en macetas, los llevamos a casa y van desde uno a tres metros y cuestan entre 20 y 200 euros”, explica por teléfono Mateos. “La campaña de este año está siendo un éxito. Vamos a hacer un segundo pedido porque ya casi hemos vendido los 800 árboles que habíamos encargado el año pasado”, añade. Algunos se venden con raíces, lo que permite su replantación. Otros, sin embargo, se comercializan “repicados”, esto es, talados por el tronco. “Estos son árboles que se han criado específicamente para estas fechas”, expone.

Así se cuida un árbol natural

¿Qué árbol de Navidad es más verde?
getty

¿Qué árbol debo elegir?

Según los ingenieros forestales, los árboles recomendados provienen de viveros del norte y noreste de España y se producen a gran escala a partir de semillas que se plantan expresamente para Navidad. Se debe adquirir el abeto del Cáucaso o de Normandía (Abies nordmanniana) y el abeto rojo (Picea abies). El primero, que llega a medir 25 metros de altura, procede de Asia Menor, Grecia y Cáucaso y en España se utiliza como especie ornamental en parques y jardines. El abeto rojo, que puede alcanzar los 50 metros, procede del Norte y Centro de Europa y se ha utilizado en repoblaciones en los Pirineos y Navarra. También se planta en parques y jardines.

Los que no deben adquirirse son el abeto blanco (Abies alba) y el pinsapo (Abies pinsapo) ya que son especies muy delicadas y están incluso protegidas en algunas comunidades autónomas. El abeto blanco se encuentra en los Pirineos y el pinsapo, en serranías de la provincia de Cádiz y Málaga a partir de 1.000 metros de altitud.

¿Qué cuidados necesita?

En primer lugar, en la maceta en la que pasará el árbol las navidades debe utilizarse tierra vegetal o hacerse una mezcla de arena y el abono orgánico turba. Además, la maceta debe tener el tamaño suficiente para albergar sin esfuerzo las raíces y estas deben regarse una vez a la semana. No debe situarse cerca de fuentes de calor como estufas o radiadores. Y hay que evitar rociarlo con nieve artificial u otros productos que puedan dañarlo.

¿Qué hacer con el árbol tras la Navidad?

Si el árbol se ha mantenido con las raíces en la maceta adecuada, se ha alejado del calor, no se ha cubierto con espumas o similares y se ha regado una vez a la semana, se puede replantar en un lugar húmedo y con sombra. También se puede preguntar en el Ayuntamiento si hay servicio de recogida de árboles naturales. Allí tratarán de replantarlo o triturarlo para usarlo como abono natural.

Precisamente el Colegio madrileño de Ingenieros de Montes ha emitido un comunicado en el que advierte de que no sirve cualquier árbol. “Debemos ser cautos y comprar siempre un árbol con raíces porque es una garantía de que proceden de vivero y es imprescindible si queremos que el árbol tenga una oportunidad de ser replantado tras la Navidad”, sostiene el director técnico del Colegio, Jesús González Capitán. “En ningún caso deben ser cortados del monte”, alertan.

El responsable de prensa de la multinacional Royal Christmas, especializada en árboles artificiales de Navidad, Dennis Veldpape, cree, sin embargo, que este tipo de plantas son las más adecuadas. Entre las virtudes que enuncia está que no hay riesgo de incendio, se pueden encontrar en todos los colores, evita tener que acudir cada año a por un árbol distinto y son más baratos ya que pueden reutilizarse. Por estas razones, recuerda que en los edificios públicos de Holanda y Alemania “no se permite” tener árboles reales.

Lo cierto es que pese a haber decenas de viveros municipales que recogen los árboles casa por casa después de las fiestas, se calcula que solo sobrevive uno de cada 10. La mayoría acaban triturados y empleados como abono. “A pesar de este dato tan bajo de supervivencia existe una ventaja primordial entre un árbol natural en la basura y uno que es de plástico. El primero además de no contaminar aunque sea un desecho, aún puede convertirse en biomasa o compost; el segundo precisa, en el mejor de los casos, de un proceso de reciclado, y ese proceso también implica emisión de gases contaminantes”, defiende el ingeniero González Capitán.

El miembro de Ecologistas en Acción Manuel Tapia admite que es “preferible” un árbol natural a uno artificial, pero se muestra firme al asegurar que lo correcto es “no tener árbol”. “Esto sería lo ideal. Aun así, si se opta por tener uno, es mejor que sea natural”. No obstante, insiste en que hay que “planificarse”. “Hay que asegurarse que los árboles no sean solo de viveros, sino que sean especies autóctonas de la zona en la que se compran. Si no, por muy de vivero que sean, se estará produciendo un perjuicio medioambiental”, sostiene. Las variedades más vendidas en España son los pinos Picea abies y los abetos Abies nordmandiana, que alcanzan su crecimiento óptimo entre los tres y cinco años

Tapia expone que en las zonas pirenaicas sí sería apropiado tener un abeto, ya que estos son autóctonos de la zona, pero esta misma especia sería “una aberración” en Andalucía. “Además, en cada zona de España hay árboles similares, con una forma triangular como la que se busca para la decoración en estas fechas, que podrían sustituir al abeto. En Andalucía su homólogo serían las sabinas, que deberían cultivarse ecológicamente”, expresa. Según sostiene el ecologista, para que el uso de árboles naturales sea realmente sostenible hay que asegurarse de que por cada uno que se compra “hay que plantar otros tres”, igualmente autóctonos.

Más información